ElPropósito. Dos hábitos antes de cualquier objetivo

Cómo el descanso y la meditación son habilitadores del logro de objetivos

Photo by Noah Grezlak on Unsplash

Cuando se acerca el fin de un año, me gusta hacer el ejercicio de revisar el logro de los objetivos que me fijé a inicios del mismo. Veo mis avances y saco conclusiones, especialmente utilizo algunas herramientas del Coaching, por ejemplo, cuáles fueron esos factores o estrategias de éxito que me ayudaron a alcanzar determinado objetivo y que quisiera replicar a futuro. Asimismo, dentro de ese ejercicio hay una preparación previa que quizás juega el rol más importante del proceso, te invito a seguir leyendo para descubrir en qué consiste.

Un análisis de la situación de cada objetivo debe ser realista, sincero, oportuno y orientado al cambio. Para ello es necesaria una auto-reflexión que permita explorar el impacto de logro de los resultados con el bienestar; una reflexión profunda que va de la mano de la meditación profunda.

El descanso y la meditación son dos hábitos fundamentales tanto para el establecimiento de objetivos como para el logro y análisis de los mismos. Son dos fuentes inagotables de ideas y creatividad, que, en un mundo hiperconectado, conseguir espacios que permitan cultivarlos se convierte en un gran reto.

La oportunidad de dedicar tiempo suficiente al descanso, no solo al descanso diario de al menos ocho horas, sino encontrar un tiempo fuera de lo cotidiano es la clave para cambiar la perspectiva actual de cualquier situación. Asimismo, si dentro de ese espacio de tiempo se logra una meditación profunda, se habrá creado la oportunidad para reflexionar con mayor profundidad sobre las metas, objetivos o propósitos del año.

El poder de la meditación es enfocar los pensamientos en el aquí y ahora y el poder del descanso es tener una mente fresca y abierta. Asimismo, la inspiración viene del futuro que imaginamos, la garra y las ganas de querer alcanzar algo se fundamentan en los cambios que queremos ver realizados y el sentido que ese cambio significa en nuestras vidas. El reto es ser conscientes que a lo largo de cualquier camino el descanso y la meditación son los espacios necesarios para la reflexión profunda.

Finalmente, cualquier logro o resultado del año debe ir acompañado de un espíritu de gratitud profunda. Aun en las peores dificultades siempre existe la oportunidad de meditar sobre todo lo que ha sucedido durante este gran espacio de tiempo y agradecer. En cualquier circunstancia y resultado siempre habrán aprendizajes, nuevas estrategias y la oportunidad de reflexionar hacia el futuro que tanto anhelamos.

Un fuerte abrazo y siempre mis mejores deseos,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Ray Dalio y Narendra Modi (Primer Ministro de India), conversando sobre meditación, el mundo e India. Este es un video que vale la pena ver y volver a ver. Dos grandes personajes a quien admiro (a Ray Dalio lo leí) y al Primer Ministro de India lo estoy siguiendo cada vez más después de este gran video, especialmente por la relación entre meditación y los grandes resultados que su país ha alcanzado.
  • Qué estuve Escuchando: Leaving Comfort Zones. Del Podcast “Dear HBR”. Mucho se habla de salir de la zona de confort, este es un gran episodio para entender cómo y para qué salir de la Zona de confort, de los mejores que he escuchado.
  • Qué estuve Leyendo: The Leader you want to be. La autora es Coach y este es un libro que vale la pena leer, especialmente el capítulo que trata sobre el Propósito de Vida, un tema que me apasiona y la razón por la cual me gusta ser Coach y brindar conferencias sobre el mismo.
  • Qué estuve Aprendiendo: How platform Businesses are Transforming Strategy. Habiendo leído Matchmakers el tema de cómo las plataformas funcionan y monetizan es algo que sigo aprendiendo.

ElPropósito. El hábito olvidado por el líder

¿Cómo sería tu vida si a partir de hoy tuvieras este hábito?

Photo by Alfons Morales on Unsplash

Quienes me conocen saben de mi afición a lectura. En varias ocasiones he escrito sobre la importancia de este poderoso hábito y una sección de mi blog está dedicada a la lectura, asimismo, este año dio inicio para mí con un gran objetivo: Leer un libro semanalmente. En consecuencia, habiendo una frase de Harry Truman tan poderosa “Not all readers are leaders but all leaders are readers” decidí dedicar este blog a un hábito que considero “el hábito olvidado”, te invito a seguir leyendo.

Hablamos y escuchamos de liderazgo en cada rincón del planeta. Una de las tantas razones es que en definitiva, estamos necesitados y urgidos de iniciativas transformadoras que nos permitan ya sea mantenernos a flote, salir de las crisis o en el mejor de los casos, liberar todas las capacidades físicas e intelectuales de las personas, una organización y/o de un país. Dicha necesidad sin lugar a dudas requiere liderazgo, compromiso y dedicación en todos los niveles. Sin embargo, en esa plática de liderazgo damos por hecho un hábito: La lectura.

La lectura es un universo infinito como infinita es la imaginación del ser humano, asimismo, es y será siempre atemporal. La necesidad de encontrar respuestas, el proceso de seleccionar un tema, y tratar de encontrar la máxima concentración para extraer todo el conocimiento, es y seguirá siendo el mismo. Vivimos momentos donde hoy más que nunca requerimos encontrar y enfocar una visión que nos permita darle sentido a todas las actividades que hacemos pero sobre todo, encontrar respuestas que nos permitan accionar eficientemente.

En la era de la hiperinformación se necesita criterio. Es un hecho la sobresaturación de información. Antes el mito era “ser hábil y capaz de tomar decisiones en ambientes con información incompleta” sin embargo, hoy es un hecho que los ambientes actuales están sobresaturados de información por lo que ya no es un mito sino una realidad el “ser hábil y capaz de tomar decisiones en ambientes desbordados de información”.

Así las cosas, es imperativo el pensamiento crítico y desarrollar el criterio sobre qué lectura puede brindarnos un concepto y una idea para seguir adelante en ese proceso de encontrar soluciones y direccionar los recursos. El liderazgo en todo su espectro busca encontrar soluciones y respuestas que permitan salir de situaciones complejas que requieren soluciones inmediatas o bien, en el mejor de los casos, poder anticipar y/o construir el futuro de una forma equilibrada.

En el mundo de la volatilidad se necesita concentración. Leer brinda la gran oportunidad de conducirnos por caminos de atención profunda; esto ya es una forma de meditación de la cual hoy más que nunca están comprobados sus beneficios y, si todo se resume a un consumo de energía, es hermoso poder visualizar una lectura a la cual le podemos invertir determinado tiempo y obtendremos el máximo rendimiento.

La lectura aunque sea el hábito olvidado, está de moda. Tiene las respuestas que estamos buscando, lleva implícito la oportunidad de brindarnos cualquier proceso creativo, asimismo, la oportunidad de desarrollar la empatía, comunicarnos mejor, pensar con visión y en el mejor de los casos, encontrar un propósito.

¿Qué fue lo último que leíste?

Un fuerte abrazo y siempre mis mejores deseos,

Rodrigo Baccaro

La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Qué ocurre en nuestro cerebro cuando nos enamoramos. Destaco: La sed y el hambre tienen la misma ruta primitiva que el amor en el cerebro, donde la dopamina juega un mismo rol.
  • Qué estuve Escuchando: Suma contra gentiles de Santo Tomás de Aquino. Destaco: La importancia de las Razones demostrativas y la resolución de las objeciones contra la verdad.
  • Qué estuve Leyendo: El manantial. Ayn Rand con “La rebelión del Atlas” fue una gran recomendación de una amiga. En su momento (como siempre) estaba desbordado de otros libros y siempre dejé de lado sus libros, en esta ocasión tuve la oportunidad de tener en mis manos este poderoso libro. Este ya forma parte de los libros “obligatorios” que todo ser humano debe leer en algún momento de su vida, ojalá lo hubiera podido leer a mis 15 años, sin embargo, todo pasa por algo.
  • Qué estuve Aprendiendo: El arte de manejar las emociones. Destaco una pregunta poderosa “Hábleme de un momento donde usted se superó e incluso le sorprendió lo bien que lo hizo”. Lo destaco porque nos coloca en una posición de mucha inspiración y las posibilidades de construir a partir de ese punto son infinitas.

Los amigos y su impacto en nuestro ser

Cómo las amistades construyen caminos inexplorados en nuestra vida

Photo by Duy Pham on Unsplash

Mis amigos son uno de los mayores tesoros que llevo en la vida. Forman parte de mi familia y sobre todo, son los hermanos que de alguna u otra forma Dios me dio. Desde pequeño he formado lazos muy sólidos, intensos y duraderos con grandes personas, sobre todo con aquellos a quien veo poco pero cuando tengo la oportunidad, lo primero que pasa por mi mente es la sensación de “parece que fue ayer que nos vimos”.

En los 7 hábitos de la Gente Altamente Efectiva de Stephen R. Covey, el séptimo hábito (afilar la sierra) trata de la renovación espiritual, mental, física, emocional/social. Es un hábito importantísimo de cultivar constantemente porque es la oportunidad de reconectar con nosotros mismos y una forma de hacerlo es a través del tiempo de calidad que invirtamos en nuestras amistades.

Digo tiempo de calidad porque compartiendo con amigos es quizás el mayor momento de conexión y de apertura donde podemos ser nosotros mismos y expresarnos con tranquilidad. La libertad de expresarnos es un derecho que adquirimos al nacer y cuando ésta se desarrolla en su máximo potencial, todas nuestras capacidades salen a la luz, nuevas ideas, formas de ser y ver el mundo cobran vida en nuestras mentes.

Las amistades son la evidencia más clara de nuestra necesidad de socializar. Se requiere ser vulnerables para empezar o para cultivar una amistad y la vulnerabilidad lleva intrínsecamente una dosis fundamental de coraje que nos vuelve mejores personas. La confianza, aprecio, cariño, amor etc. son valores que se ganan, se transmiten y se desarrollan con los amigos, son los frutos que ganamos cada vez que reímos y compartimos al lado de un amigo.

Como cualquier árbol que deseamos que dé frutos, se requiere trabajo para darle mantenimiento. Asimismo, la vida nos da grandes oportunidades y regalos, uno de los regalos más maravillosos es el tiempo; la mezcla de tiempo con la gran oportunidad de compartirlo con los amigos es un tesoro invaluable. Los frutos que una amistad nos da son para compartirlos, vivirlos en el instante, gozarlos y transmitirlos a nuestras siguientes generaciones, por eso son parte de nuestro ser.

¿Cómo afilas la sierra? ¿Qué significan los amigos en tu vida? ¿Con quién disfrutas pasar tiempo de calidad?

Feliz semana y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D: Algunos recursos para esta semana:

  • Video: TED Talk de Brené Brown. The Power of Vulnerability
  • Libro: De Brené Brown. Dare To Lead.
  • Artículo: De HBR. From Purpose To Impact. Excelente artículo de HBR sobre el impacto del Propósito de Vida en nuestro liderazgo y cómo los Coaches jugamos un papel fundamental en este primer gran paso que hay que dar.