La conciencia de las posibilidades – ElPropósito

Cuando las señales son lo bastante intensas

Photo by Benjamin Wong on Unsplash

“Piensa global y actúa en lo propio”. Esta frase se la he escuchado a mi papá decirla muchas veces, en su momento me explicó que tenía que ver con un principio de conservación, (como muchas de ellas, sigo investigando la autoría). Sin embargo, inspira el propósito del blog de este domingo dado que la he escuchado dos veces en la semana y cuando algo se repite de manera consistente en mi vida, he aprendido a ponerle más atención a las cosas, a lograr leer cuando las señales son lo bastante intensas y hay que tomar acción.

El mundo necesita liderazgo y para ello necesita que nos apersonemos de nuestras responsabilidades. Las posibilidades se hacen realidad tanto como somos conscientes de ellas, como cuando tomamos acción, de lo contrario siguen estando en el imaginario, en el mundo de las ideas. También las organizaciones, los países y/o cualquier grupo que exista para un fin específico (ojalá siempre sea para construir, sumar y multiplicar bajo principios éticos y morales que conduzcan a mejorar la calidad de vida de todas las personas y del mundo en el que vivimos) necesitan liderazgo.

El liderazgo nace en la conciencia de las posibilidades. Quien toma acción en un rumbo guiado por un propósito marca una diferencia sustancial en la manera tradicional de alcanzar resultados (una que cada vez es más obsoleta y de la cual sé que mi querido lector sabe en el fondo de su corazón a cuál me refiero). El liderazgo de este siglo está marcado por quienes deciden tomar la decisión de conocerse un poco más a sí mismos, por quienes deciden pensar un poco más en los demás y por quienes deciden, conscientemente, darse cuenta que sus decisiones también impactan el mismo mundo en el que habitamos, su único mundo.

Las posibilidades seguirán siendo infinitas en la medida que tomemos consciencia de nuestros actos. Poco a poco las volveremos finitas también en la medida sigamos tomando decisiones que promuevan ambientes poco agradables para trabajar, vivir y estar. Irradia luz, alegría y felicidad aquel que con humildad ayuda a que las demás personas vean que el mundo también está a su alcance, que promueve la colaboración y que casi o nada se guarda para sí mismo.

La señales son intensas cuando giran alrededor de nuestro propósito. Ordenar las señales es una tarea, tomar acción sobre ellas es una responsabilidad, pero se vuelve evidente que conocer nuestro propósito en la tierra termina siendo el eje fundamental sobre lo cual girarían nuestros actos y decisiones a partir de ese momento. Como ya lo he escrito en otros posts, vivir alrededor de nuestro propósito se requiere coraje, apertura y humildad, valores muy poco cultivados y enseñados. La buena noticia es que la primera parte o pieza fundamental del liderazgo empieza con uno mismo (“Know thyself, conócete a ti mismo”).

Mañana que casi cierra un nuevo mes y como dice que me gusta mucho, “…giras y giro de vuelta al camino de vidas vividas al pasar”: ¿Cómo ser consciente de todas las posibilidades que giran a nuestro alrededor y guiarnos por nuestro propósito para lograr lo que siempre hemos querido?; ¿cómo ver lo intensas que están siendo las señales para tomar acción? ¿qué mas hace falta para actuar en lo propio”.

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D.1 La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Crónicas de un psiquiatra en Nueva York. La serie de entrevistas de BBVA son de mis favoritas. Esta entrevista es linda, muy especial y vale la pena verla. El tema de cómo nace la autoestima aún en las peores situaciones de la vida es sorprendentemente fundamental en este video y es lo que más destaco. La jocosidad de la entrevista es espectacular y me gusta mucho que mencionan a un médico guatemalteco.
  • Qué estuve Escuchando: Crisis climática el futuro se construye hoy. Una gran charla del Papa Francisco para abordar la crisis climática. Sorprendente.
  • Qué estuve Leyendo: A Field Guide to a Happy Life: 53 Brief Lessons for Living. Libro corto que había empezado a leer y lo dejé a medias. Lo retomé después de (por fin) terminar el de Jordan Peterson 12 Rules for Life (por mucho uno de los buenos de 2020-2021). Esta es una pequeña guía sobre estoicismo, Massimo Pigluicci es un filósofo a quien sigo y me inspiran mucho sus lecturas, especialmente las que me llegan a través del App Patreon donde estoy suscrito a todo el contenido que constantemente sube. (Respecto a lectura hoy estoy particularmente feliz porque por fin voy a comprar el siguiente libro; me he propuesto no comprar hasta no terminar, me cuesta cumplirlo pero al menos en 2020 lo logré, la tentación es mucha pero también me ayuda en muchos aspectos, limitarme).
  • Qué estuve Aprendiendo: Coaching. Este es uno de los libros a los que constantemente regreso una y otra vez; es una joya dentro de mi biblioteca que me sirve para seguir aprendiendo. Cada vez que lo abro me sirve para darme cuenta de muchas cosas que puedo seguir mejorando en mi práctica de Coaching.

P.D.2. Entrevista con Rodrigo Baccaro Embajador de SUN en Guatemala. Comparto esta entrevista que me hizo Virginia Vélez, Trainer y Coach de Success Unlimited Network (SUN) y también Professional Certified Coach (PCC) por la International Coaching Federacion (ICF). Conversamos sobre mi rol como embajador de SUN en Guatemala, mis inicios en el Coaching, un poco acerca de mi persona y muchas otras preguntas más que como buena Coach que es, sabe hacer. Virginia también es mi formadora en Coaching de Equipos, una gran amiga, alguien a quien quiero mucho, respeto, admiro y sobre todo, valoro porque sé que todo lo que viene de ella es bueno. Tengo todavía mucho que aprender de personas como Virginia y le doy gracias a la vida por permitirme conocerla. Gracias Vir por esta entrevista.

¿Por dónde empezar? – ElPropósito

Cuando los acordes de nuestro propósito están en sintonía

Photo by Arindam Mahanta on Unsplash

¿Por dónde empiezo? una de las tantas preguntas con las que casi siempre me cruzo cada vez que deseo algo. La mala noticia es que sé que es la última de las preguntas que debo hacerme, siempre. La buena noticia es que hay una alternativa que permite profundizar en ciertos elementos que ayudan a tener una mejor respuesta, un mejor entendimiento de ese primer paso o al menos no quedarse con lo primero que se viene a la mente cuando se desea alcanzar algo.

En coaching (coaching de calidad) damos mucha importancia al objetivo que nuestro cliente desea alcanzar y al para qué lo desea alcanzar, tanto en la sesión específica, como en todo el proceso de Coaching que vivirá a lo largo de una serie de sesiones (al menos bajo el programa de Coaching que doy y del que me formé). Sin embargo, hay un punto primario que reside en el ser de cada uno de nosotros antes de aventurarnos a buscar ya sea un mentor, un coach, un consultor, un consejero etc. Hay un “Reality Check” que creo que todos en algún punto estamos llamado a realizarnos previo a embarcarnos o a tocar nuestra propia sinfonía.

El primer punto es la verdad; la verdad para con nosotros mismos. Esa verdad pura y verdadera que reside en nuestro ser y de la que en el fondo somos conscientes, una verdad ineludible que tiene eco en nuestra voz interior cuando nos dice “eso no es lo que realmente estás buscando”…”lo que realmente quieres es”. Omitir esa verdad es un grave error cuyas consecuencias pueden ser nefastas o en el peor de los casos, llevarnos en el corto plazo al desgano, la falta de confianza y sobre todo, abrir la puerta para entrar a una espiral negativa de incertidumbre e inclusive ansiedad.

Le sigue la inmediatez. En un mundo lleno de lo rápido, lo veloz, lo sencillo y lo accesible a la palma de la mano (en cualquier rincón del planeta), hemos caído en una falsa ilusión de que lo inmediato es lo que vale. Un ejemplo de lo opuesto a lo inmediato, es el empeño para mantener una amistad, el mantener los lazos familiares cercanos; todo ello conlleva la cultivación y como buen agricultor, la cultivación lleva tiempo. El interés compuesto por muy efectivo que sea para ayudar a construir una fortuna, también lleva tiempo así que lo inmediato solo reside en una creencia limitante de la gratificación inmediata, cuando lo verdaderamente gratificante viene del sentido de la vida, que lleva tiempo encontrarlo, construirlo y/o descrubirlo.

Un siguiente paso para saber por dónde empezar es: Lo bueno. Qué es eso que me hace mejor persona, que me cultiva como ser humano, que me ayuda a ser mejor el mundo que me rodea, que permite desarrollar mi potencial al máximo, que me da paz y tranquilidad cuando lo vivo? una serie de preguntas cuyas respuestas las sabemos, las conocemos, residen en nuestro ser y nuestra voz interior sabe las respuestas. En la medida que las podemos responder, en esa misma medida sabremos a qué empresas dedicarles nuestro tiempo y nuestro empeño.

Lo realista. Un factor que determina el éxito o la frustración de involucrarse en algo para luego darnos cuenta que no era en esencia lo que buscábamos o bien, estaba tan claro desde un inicio que hoy que estoy alcanzándolo, estoy viviéndolo como lo pude ver desde el día uno, tan así que ya casi me veo en la meta lográndolo. Lo realista tiene mucho que ver con el espíritu natural de imaginar y a la vez desear; sin embargo, lo veo claramente cuando puedo responder con facilidad cuál es el primer paso a dar en esta dirección y si la respuesta es difícil de concebir, aún no es lo suficientemente realista el objetivo cuando se plantea.

Lo básico. Lo básico para mí representa lo más fundamental, está ligado a mis valores a lo que en esencia me define y me permite darme cuenta de lo mínimo que deseo y necesito para vivir en armonía con mi ser. Mucho de lo que anhelo está fuera de los límites que en este momento me puedo permitir, pero más allá de lo material, lo que más anhelo en mi vida es paz y tranquilidad, y muchas veces es lo que más me cuesta encontrar.

Lo que está en mis manos. Un principio estoico que valoro, aprecio y trato de poner en práctica al máximo, dado que me provee libertad. Es quizás uno de los que más encuentro difíciles de aceptar cuando en mi naturaleza siempre ha existido el poder dar más o involucrarme más. El poder de lo que está en nuestras manos le precede a las ideas, es el catalizador del primer paso, el que influye directamente en llevar a la realidad lo que queremos y lo que anhelamos.

Por último la ayuda. Durante mucho tiempo navegué solo mi barco; fui el único artista del teatro, sin embargo, nuestro mundo es una masa de tierra a la cual todos los días le llegan millones de rayos solares totalmente gratuitos y los seres humanos estamos cargados de energía, energía que de alguna manera nos llegó gratuita. Estamos llamados (cuasi obligadamente) a ayudar, a dar “hasta que duela”, a brindar nuestro apoyo al prójimo a dar lo mejor de nosotros y a ser nuestra mejor versión hacia con los demás. Asimismo, estamos cuasi obligados a pedir ayuda, saber a quién pedirla y a agradecerla con el corazón cuando oportunamente llega, porque (siempre, siempre, siempre) llega en el momento que más lo necesitamos.

Sé que es un post largo, y como siempre gracias por llegar hasta aquí; consideré que era necesario profundizar un poco más en mis ideas y pensamientos alrededor de este tema antes de meternos de lleno al año. Afinar un instrumento requiere mucha experiencia, técnica y tiempo; cuánto lleva entonces afinar la orquesta de nuestros pensamientos para saber por dónde empezar?

Los acordes del propósito tocan una sinfonía bella y única que nadie más puede escuchar, nadie más que nosotros mismos. Deseo que la tuya sea la más bella del universo y sobre todo, te traiga mucho sentido en todas y cada una de las cosas que estás haciendo o proponerte hacer a partir de ahora en adelante.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Should You Specialize or Be a Generalist?. Del canal de Youtube de Tim Ferris: buen video. Como anécdota personal, en un pasado un jefe que tuve, más que preguntarme, orientarme o “coachearme” me dio la respuesta (su propia respuesta) sobre lo que yo debía ser y en lo que debía convertirme; claramente una muestra de las diferencias que se encuentran en la base de la estructura del ser humano, sus valores.
  • Qué estuve Escuchando: A few Thoughts for a New Year. Del podcast de SAm Harris (Makin Sense). Soy fan de Sam Harris, tengo y uso su aplicación para meditación ( Waking Up) y este podcast para empezar el año creo que es uno de los buenos que hay que escuchar, especialmente la parte de “qué tan informado estás”?.
  • Qué estuve Leyendo: 12 Rules for Life. Admito que este no es un libro sencillo (al menos no para mí), ha sido un reto leerlo en el sentido de querer capturar todos y cada uno de los mensajes que el gran autor revela; inspira mi espíritu y me ayuda a conectar muchos puntos de mi vida que probablemente necesitaban un pequeño punto de encuentro.
  • Qué estuve Aprendiendo: How to Instantly Achieve a Calm State. Mi mente es cohete espacial a la cual he entrado muy poco, a pesar que desde hace muchos años practico la meditación; afortunadamente he sido curioso desde niño y no he desistido en aprender cada vez más, técnicas que me permitan reducir la ansiedad (que desde unos meses para acá, se ha disparado enormemente y me tiene en un estado muy complejo del cual poco a poco he ido saliendo con la ayuda de muchas personas y sobre todo, con entrevistas y videos como este que recomiendo al 100%).

Posibles e imposibles – ElPropósito

Sobre lo que fuimos capaces y un gracias por este 2020

Photo by Pete Pedroza on Unsplash

Se termina el 2020 y casi como en un abrir y cerrar de ojos escribía en diciembre del año pasado, sobre el inicio de la década, objetivos para corto, mediano y largo plazo etc. Si bien la pandemia del Covid-19 nos deja muchas lecciones, hay una reflexión con la que me quiero despedir del año: la conjunción entre la cosas posibles y las imposibles y de todo lo que fuimos capaces este 2020, te invito a seguir leyendo.

Existe una gran probabilidad de que el presente año haya dejado una huella imborrable en todo el planeta con caras de distintas naturalezas y en magnitudes que se multiplican tanto por seres humanos que habitamos la tierra como por aquello nos pasó en carne propia y también por todos y cada uno de los pensamientos que se cruzan por nuestra mente (el cómputo del número resulta extremadamente grande) por lo tanto la magnitud del problema es inimaginable y su paso por el mundo dará mucho para discutir y resolver.

Por lo tanto, cómo planificar para 2021 sabiendo todo lo que ha sucedido en los últimos meses? Por un lado con la fe y la confianza que en la medida que sigamos haciendo todo el esfuerzo que esté en nuestras manos por alcanzar nuestros sueños, siempre habrá un resultado y/o un aprendizaje, es decir, siempre obtendremos algo a cambio. Asimismo será útil poner en práctica todo lo vivido, aprendido y ejecutado lo cual me lleva a la siguiente estrategia.

Eventos tan significativos siempre dejan grandes lecciones y grandes estrategias para la vida. La primera es que si antes se hablaba del Cambio (con mayúscula), Resiliencia y Ejecución, el 2020 nos deja una gran lección de cómo algo que se lee imposible, difuso, ininteligible fuimos capaces de aprender(los) sobre la marcha, con mucha presión (más de la que pudiéramos haber imaginado) y sin que existiera fuerza sobrehumana (o algún súper poder) que permitiera superar la dificultad en un abrir y cerrar de ojos (a como estamos acostumbrados), en conclusión: hicimos cosas imposibles.

Por lo tanto, 2021 es y seguirá siendo un año para seguir pensando y construyendo nuestro futuro; todo lo que ha sucedido deberá servir para ponerlo de forma visible y recordarlo constantemente, esa resiliencia que fuimos capaces de desarrollar por ejemplo. Este siguiente año al igual que todos los que ya hemos vivido también vendrá cargado de muchos retos, pero también vendrán alegrías y satisfacciones y de alguna u otra manera, pronto lograrán su justo equilibrio y en un abrir y cerrar de ojos seguiremos cosechando frutos.

En nuestras manos está hacer lo posible, en nuestra mente y en nuestras manos está hacer lo imposible. La invitación es a pensar lo prometedor que puede ser un año cuando todo aquello que nos propongamos ser, hacer y tener nos conduzca por caminos que dejen un beneficio tanto personal (espiritual, material y/o emocional) y también para el mundo que nos rodea; recordando siempre que la mayor felicidad está en el compartir.

Sea cual sea el reto que hayamos pasado, aquí estamos, la fe y el espíritu humano de saber que lo mejor está por venir nos sigue moviendo. Lo que se fue de nuestras manos o se fue de la tierra, deja y dejará un recuerdo imborrable, lo que esté por venir ojalá llene ese espacio de ilusión que nos hace sentir y admirar lo bella que es la vida cuando se vive en armonía y dando todo lo mejor de nosotros como seres humanos.

Si has llegado hasta aquí en este post deseo que este 2021 venga lleno de salud, retos y satisfacciones. Gracias por leer todos mis posts los domingos, por todos y cada uno de los mensajes que he recibido y sobre todo, por darme la oportunidad de compartir mis ideas, pensamientos y formas de ayudar a que la vida que elegimos vivir y las decisiones que decidimos tomar estén guiadas siempre por nuestro Propósito. Feliz Año 2021.

Un fuerte fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Luis Alberto Spinetta – Recital en Casa Rosada completo – HQ. Gran artista argentino a quien tuve la oportunidad de conocer en su momento por mi gran amigo Sergio; este recital vale la pena verlo al 100% especialmente por ver los rostros de tantas generaciones tarareando sus canciones y obviamente, por lo especiales que son todas sus composiciones.
  • Qué estuve Escuchando: Wim Hof Interview | The Tim Ferriss Show (Podcast): A Tim Ferris lo sigo desde hace muchos años a raíz de una serie de libros que he leído de él (i.e Tools of Titans, Tribe of Mentors, etc). Esta entrevista es poderosa, justo en la profundidad de sus preguntas es que se comprende el mensaje de Wim Hof con su método.
  • Qué estuve Leyendo: 12 Rules for Life. Espero poderlo terminar antes que finalice el año. Y con mucha seguridad se convertirá en uno de los primeros libros en volver a leer inmediatamente al finalizar. Por cierto, he enviado a pedir ya el siguiente libro del autor que es la continuación de este que estoy leyendo y promete mucho: Beyond Order: 12 More Rules for Life
  • Qué estuve Aprendiendo: Can anxiety work in your favor?. Una charla magistral sobre cómo lidiar con la ansiedad y si verdaderamente podemos usarla a nuestro favor para enfrentar lo que consideramos problemas en la vida. Particularmente padezco de ansiedad y es un tema con el que lucho día a día, hoy más que nunca.