Hacer estratégicamente – ElPropósito

¿Cuándo más es mejor?

La vida viene empaquetada con un límite de tiempo que de alguna manera se nos ha brindado de manera gratuita. Talentos, aptitudes y capacidades son herramientas que nos ayudan a sacar todo el provecho a ese tiempo, asimismo, representan características únicas de nuestra personalidad y que podemos desarrollar ó mejorar en la medida que somos conscientes de dónde estamos hoy y hacia dónde nos queremos mover. ¿Bajo qué condiciones desear más es mejor?.

Naturalmente y de forma inconsciente somos capaces de crear cosas que nos ayuden a vivir mejor, muchas veces ese proceso creativo corre a partir de una idea o un anhelo. Sin embargo, también vivimos rodeados de una cantidad exhorbitante de estímulos que nos hacen pensar más allá de lo que realmente necesitamos para vivir. La brecha entre esa dualidad contiene una gran cantidad de personas cuya claridad sobre su Propósito de Vida es muy marcada, es decir, antes de embarcarse a algo o desear algo simplemente por que sí, son capaces de contrastarlo contra esa misión para la que están en el mundo.

Despertar todos los días con un sentimiento de hacer más y lograr más debe llevar un ingrediente adicional, el tener un hábito de cuestionar ese hacer y tener sobre aquello que nos estimula como seres humanos a vivir en sintonía a nuestro Propósito. Las organizaciones encuentran la base de su estrategia apuntado hacia sus valores, su misión y visión; todo aquello que deja plasmado en un plan estratégico está en sintonía (por ejemplo) a los valores, lo que no, es inmediatamente desechado (o debería desecharse) precisamente porque se sabe que los recursos son limitados (tiempo, capital, recurso humano etc).

De la misma forma que una organización guía sus decisiones y acciones diarias a través de su estrategia, como seres humanos debemos ser capaces de contar con un plan (aunque sea mentalmente) que nos ayude a mejorar constantemente, pero sobre todo, que nos lleve a esa visión personal a la que quisiéramos llegar. Por lo tanto, basar las decisiones en un propósito personal, permite también llegar a hacer y tener pero con un ingrediente adicional de bienestar, plenitud y satisfacción y cuando se alcanza la visión, se ha cumplido con la misión y se han guiado las decisiones a través de los valores.

Si el tiempo es un don que se nos dio con límite y a través de un regalo es quizás la mayor herencia con la que todos los seres humanos nacemos que en resumen termina siendo la vida misma. Es nuestra responsabilidad saber aprovechar ese don, pero más responsabilidad es el tratar de descubrir nuestro para qué en este mundo. Una vez descubierto ese para qué (alguien que sabe hacia dónde va y para qué va hacia ese lugar), con mucha facilidad se puede ver a cómo aprovecha cada segundo para mejorar sus habilidades y los talentos para sacar el mayor provecho a sus decisiones y a su vida.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: The secret to Becoming Unstoppable. Este video me ha ayudado a escribir, a poder ser más disciplinado con mi diario, con mi blog, a escribir lo que pienso y mis ideas. La lectura es algo que traigo desde nińo, sin embargo, la escritura es algo que cada día trato de mejorar.
  • Qué estuve Escuchando: Yuval Noah Harari. Entrevista en el podcast de Tim Ferris al autor del famoso y excelente libro Sapiens.
  • Qué estuve Leyendo: The almanack of Naval Ravikant. Este año he tenido la fortuna de libros que me han sido recomendados; este es uno de ellos y le doy las gracias a mi amigo Renato por compartirme esta gran obra que ya me está ayudando a ser una mejor persona. Lo recomiendo abiertamente, es de los buenos libros que me está dejando 2020.
  • Qué estuve Aprendiendo: Estela Turbulenta. Un post que compartió mi amigo Jose Carlos, y realmente me sorprendió, vale la pena tomarse el tiempo para verlo pero sobre todo, si se pilotea, vale más la pena esperar y tomar las debidas distancias al momento de aterrizaje y despegue.

Aceptar la realidad – ElPropósito

Cómo aceptar la complejidad de una situación para encontrar soluciones

https://unsplash.com/@lysanderyuen

El post del domingo pasado trató sobre estrategia y sobre qué nos puede llevar a enfrascarnos únicamente en lo táctico cuando debemos estar también en lo estratégico. Dicho post asume que se tiene plena consciencia de la realidad, del entorno, los distintos horizontes de futuro, una visión y sobre todo, las capacidades para apoyar la navegación en tiempos de turbulencia. Sin embargo, ¿qué sucede cuando todavía seguimos creyendo que todo va a volver a la normalidad? Te invito a seguir leyendo para saber qué hacer.

Vivimos un momento donde la complejidad es tan grande y va mucho más allá de lo imaginable, que vuele tentador decantarse por lo más sencillo: Status quo. La mente tiene una tendencia natural a simplificar las cosas y encontrar soluciones velozmente, la mente colectiva de un equipo no es la excepción y, sin ser conscientes de ello y sin aceptar la realidad, lo más probable es caer un falso optimismo del momento y creer que las soluciones descubiertas son las más óptimas . 

La ceguera del momento también puede incluir una faceta de miedo y temor a querer enfrentar y buscar soluciones a un reto. Dependiendo el reto así también será el tipo de solución y también las consecuencias que éste traiga por evitar tomar acción oportuna. Asimismo, una acción inmediata sin planificación también trae consecuencias nefastas. En ambos casos lo que se requiere es un momento de quietud, crear un espacio de confianza, escuchar (aunque sea a nuestra voz interior) y planificar.  

En la planeación y para la resolución de problemas, los valores juegan un rol fundamental. Cuando los respetamos y los usamos a nuestro favor vemos cómo emergen múltiples puntos de vista que empiezan a ser elementos de soluciones más complejas de lo que imaginamos. Independientemente el contexto, los valores son nuestro panel de instrumentos para navegar.  

El temor nos paraliza. El papel del líder en momentos de mayores retos es el de generar espacios de confianza y tranquilidad que permitan calmar la mente y enfocar la mirada más hacia la solución que hacia el conflicto. La angustia constante surge cuando no se tiene claro el rumbo, por lo tanto, cualquier decisión que se tome siempre nos llevará a situarnos en el mismo nivel de incertidumbre y a estar en el mismo lugar. 

Nuestro propósito nos hace navegar con un rumbo. Cuando tenemos claro el contexto, es decir, hemos aceptado nuestra realidad, podemos alinear nuestras decisiones para mantenernos en el rumbo que hemos establecido, asimismo, los valores nos proveen la seguridad para saber qué decisiones son las correctas e independientemente de estar o no metidos en medio de la tormenta, existe una sensación de paz de saber que se está haciendo lo correcto.

¿Cómo guías tus decisiones? Cómo pones a tu servicio tu Propósito y tus Valores? 

Fuerte abrazo y siempre lo mejor, 

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve ViendoLa mirada al futuro. Del gran Mario Alonso Puig, un video que vale la pena ver, especialmente en estos momentos de incertidumbre y cómo nuestro potencial contiene las soluciones a lo que estamos buscando.
  • Qué estuve Escuchando: A vista de pájaro. De Tales a Pitágoras. Este es un maravilloso podcast sobre Filosofía, y el audio de este post será lo que te haga seguirlo y escucharlo todos los días.
  • Qué estuve LeyendoEl Patrón. Biografía de Justo Rufino Barrios hecha por Pedro Joaquín Chamorro Zelaya (nicaragüense) 
  • Qué estuve AprendiendoBombas de Ariete. Debo confesar que desde niño este invento ha sido una de mis fascinaciones. Siendo mi padre un experto en este tipo de instalaciones, me he volcado hacia querer aprender todos los cálculos que implican poder hacer un tipo de instalaciones para este maravilloso invento. 

La ceguera del momento – ElPropósito

El balance entre táctica y estrategia para adaptarse y salir adelante

Photo by Jeremy Lishner on Unsplash

Inmersos en una crisis es lógico liderar desde el campo de batalla, pasando de un contexto muy estratégico y visionario a uno de muy de corto plazo que pueda garantizar al menos la supervivencia. En medio de la guerra es difícil establecer planes, tiempos y recursos y sobre todo ejecutarlos; la incertidumbre, la complejidad y la volatilidad que estamos viviendo hacen que planiquemos para lograr A y obtengamos B. Te invito a seguir leyendo para que sepas cómo manejar el balance entre lo táctico y lo estratégico (que considero, será el nuevo normal).

La estrategia nos permite establecer caminos que, recorridos o ejecutados con disciplina nos garantizan los resultados esperados. En el contexto actual donde la incertidumbre reina a sus anchas, es evidente que los planes cambian de un momento para otro y la adaptabilidad se convierte en la principal arma de defensa y proactividad. Los horizontes de largo plazo son más impredecibles que nunca y aparentemente no se tiene control para planificar como normalmente lo hemos hecho, en ambientes predictivos.

Por otro lado, las tácticas que vamos ejecutando sobre la marcha, se convierten en aprendizajes, tanto buenos como en oportunidades de mejora. Las tácticas exitosas evolucionan hacia servir un input de mejora de nuestra estrategia ó en su mejor versión, se convierten en estrategias que nos van garantizando el éxito en una forma adaptativa. 

Es posible que en la búsqueda de la evolución actual, nos decantemos (consciente ó inconscientemente) hacia ser los protagonistas en la orquesta, olvidando por completo que el sistema se conforma de un equipo de músicos. Si bien el maestro de la orquesta sabe distinguir todas y cada una de las notas en cada instrumento, nunca pierde la conciencia de desde dónde debe enfocar su mirada en su presentación, quiénes son los actores, su público y cuál es la obra maestra que se encuentra presentando.

La vida misma es un continuo y la medida del tiempo nos ayuda a tener una base sólida para tomar decisiones. Sabiendo que el futuro y los contextos que se avecinan son inciertos, la mezcla entre lo estratégico y táctico se convierte en la principal herramienta para adaptativamente, hacer frente a la realidad y el nuevo contexto. No se trata entonces de elegir entre estrategia ó táctica sino del equilibrio entre ambos y añadir la visión que conscientemente decidamos escoger a partir de ahora en adelante. 

Cuáles eran tus planes y horizontes? Qué estas haciendo con tus planes? Cómo te estás adaptando al cambio?

Fuerte abrazo y siempre mis mejores deseos, 

Rodrigo Baccaro

P.D1. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Victor Hugo y mis pasiones literarias. Es quizás uno de los mejores videos que he visto y disfrutado en mi vida. Ver y escuchar a Mario Vargas Llosa hablar sobre Víctor Hugo y contar con tanto detalle tantas anécdotas ha sido una experiencia maravillosa. Es una invitación a leer más sobre el célebre autor de obras tan maravillosas como Los Miserables.
  • Qué estuve Escuchando: Chill Out Jazz & Bossa Nova. Maravilloso canal de Youtube para escuchar buena música. Admito que nunca he sido fanático de escuchar música mientras leo, escribo ó trabajo. Sin embargo, cambios significativos que me está dejando el COVID-19 es probar qué sucede si incursiono en la música mientras invierto mi tiempo y me he dejado sorprender.
  • Qué estuve Leyendo: Verónica y otros cuentos fantásticos. Del gran Rubén Darío, es un libro pequeño con cuentos maravillosos. En cierta forma son bastante tétricos, sin embargo, me revelan una parte de la vida del poeta, su estancia en Argentina y también otra gran faceta que desconocía del autor, sus capacidades en la narrativa, especialmente en cuentos cortos e inquietantes de principio a fin.
  • Qué estuve Aprendiendo: KWA: Recetas Ecuatorianas. Este es un maravilloso canal de Youtube con grandes recetas. Habiendo tenido la oportunidad de conocer a tan maravillosas personas del ecuador en mi universidad y habiendo escuchando durante nuestras largas jornadas de trabajo y estudios lo mucho que extrañaban no solo a su familia sino también su cocina, este año y en conjunto con mi hijo Rodrigo hemos ido cocinando varias recetas que hemos aprendido en este canal. Lo recomiendo y los invito a seguir a este par de hermanos que son un éxito rotundo; recetas sencillas y deliciosas :).

P.D.2: Feliz día de las madres con todo mi aprecio para quienes leen este post, sus esposas y/o sus queridas madres también, un fuerte fuerte abrazo.

P.D.3. Si nos quieres acompañar en un Webinar hoy domingo, te hago la cordial invitación para que te puedas registrar. Seré el ponente de este SmartWebinar organizado con la comunidad de graduados de Zamorano, la carrera de Agronegocios y carreras afines, exponiendo el tema “Lecciones Aprendidas. ¿Cómo identificar qué hacer distinto a partir de ahora en adelante?“. Puedes registrarte haciendo click aquí (siéntente en la completa libertad de compartir el link de inscripción con quien consideres que también se puede beneficiar del webinar).