loader image

Conexiones genuinas – ElPropósito3 min read

Cuando la esencia de las relaciones se mantiene

Photo by Duy Pham on Unsplash

Una conexión genuina está directamente relacionada con la forma en que se comparten valores comunes. Equipos de trabajo, empresas, organizaciones y dos personas pueden llegar a generar un lazo de comprensión y entendimiento mutuo que se expresa de formas y maneras muy únicas, casi como un baile. Conectar significa llegar a estar en un grado muy alto de empatía y sentir una felicidad genuina tanto por la presencia de la(s) otra(s) persona(s) como por su bienestar y la alegría que produce ver que esa otra persona pueda desarrollarse y dar todo su potencial. 

La conexión (como decía anteriormente) implica compartir valores y quizás el valor fundamental que desencadena todo es la confianza. A través de la confianza en doble vía viene toda una serie de actos, pensamientos y en general todo lo que un ser humano puede dar en su mejor versión y en su mayor esencia. En equipos de trabajo por ejemplo cuando se desea que las cosas fluyan más y exista mayor y mejor comunicación, quizás el elemento que hace que todo se desencadene es el estar claros sobre cuáles son los valores del equipo y si todos sus miembros de alguna u otra manera comparten dichos valores. 

Escribo sobre la conexión como una forma de vida que permite llegar a comprender a los demás a un nivel muy profundo. Escribiendo este blog pienso en cómo yo vivo en carne propia cómo mis valores personales coinciden en muchos aspectos con los valores de quienes tengo por ejemplo una relación laboral y/o de amistad; el dar ese primer gran paso o check me permite gozar del siguiente gran paso, su confianza y con la confianza vienen las buenas ideas, los buenos consejos, las buenas intenciones y también las buenas llamadas de atención; todo esto sin lugar a dudas representa uno de los mayores regalos que los seres humanos podemos construir: lazos de hermandad.

La cultura en una organización por ejemplo está firmemente fundamentada en los valores institucionales. Lograr que dichos valores se vivan y se modelen es una tarea fundamental para generar las condiciones de confianza y comunicación que hacen que las cosas sucedan y se generen en un ambiente seguro y de extremo respeto. Un equipo inmerso en un ambiente de respeto, confianza y comunicación por ejemplo, será muy común que se genere un efecto de amplia conexión que hace que todos los miembros sientan como si conocieran a los demás a un nivel muy especial, muy profundo y de mucha empatía.

Las conexiones genuinas vienen dadas por el grado en el que se apagan los egos y emerge la esencia y el espíritu más genuino del ser humano: su capacidad para ayudar a los demás. Las amistades, el amor por alguien más, los lazos entrañables de familia, los equipos de trabajo, organizaciones ejemplares, todas tienen en común el nivel de conexión que han desarrollado en y por los demás; tenemos en nuestras manos el poder de conocer mucho más a quien tenemos a la par y lo más bello es que en la medida que nos ocupamos por cultivar la relación con esa(s) otra(s) persona(s) todo lo mejor vendrá siempre como un efecto positivo y multiplicador a nuestras vidas. Cómo están tus conexiones genuinas?

Fuerte abrazo y siempre lo mejor, 

Rodrigo Baccaro

P.D. Esta semana quedará pendiente la VELA, he estado inmerso leyendo Teoría General del Coaching de Leonardo Ravier y también viviendo conexiones genuinas. 

Author: rodadmin

Share your thoughts