La carrera con esfuerzo sin límites – ElPropósito

Cuando la energía demandada nunca es suficiente

Photo by Maico Amorim on Unsplash

Qué sucede si estamos dando el 100% de nuestro tiempo, vida, trabajo, emociones, concentración y aún así pareciera que no es suficiente? El desgaste de una persona, un equipo, una organización se origina en su ser y la solución también radica en el ser; un deportista de alto rendimiento después de dar el 100% en una carrera, antes pasó por un entrenamiento riguroso que va más allá del ejercicio, después tuvo un tiempo de descanso (especial) para seguir en su siguiente carrera. Te invito a seguir leyendo sobre tu carrera.

Vivimos tiempos donde dar el 100% no es suficiente, la eterna insatisfacción se está convirtiendo en norma y tanto individuos como organizaciones se están plagando de un desgaste innecesario, cortoplacista cuyas consecuencias son nefastas e inclusive pueden ser fatales. El hacer por hacer y el tener por tener se han convertido en una sal que no sala y no condimenta nuestras vidas, ninguna cantidad es suficiente. Cómo hacer frente a este gran desafío.

El atleta que mencionaba anteriormente se prepara (física, espiritual y emocionalmente) en todos los aspectos de su vida. Inclusive el día de la carrera sabe que la misma tiene inicio y tiene fin, el gran problema en el resto del mundo es que pareciera como si la carrera tuvo un inicio (que nadie lo marcó y muchas veces sin sentido ni motivo alguno) y lo peor, no se ve que haya un final. El desgaste por lo tanto es evidente y si estas leyendo esto y no eres un atleta de alto desempeño, estoy seguro que en tu vida y en tu trabajo sí que lo estás siendo: eres consciente de esa carrera y hacia dónde te lleva?

Para darnos cuenta de lo evidente primero debemos ser conscientes. Utilizar la Inteligencia Emocional como una herramienta que nos permita saber hacia dónde vamos como personas, hacia dónde van los que nos rodean y hacia dónde va el mundo que estoy o estamos construyendo. Difícilmente seremos conscientes del desgaste que nos estamos provocando, mucho menos de las soluciones integrales. No es suficiente un descanso de fin de semana cuando una mente rumiante no es capaz de detenerse, ni tampoco alimentar el espíritu con un par de ejercicios o tratar de nutrir el cuerpo con tanto en tan poco tiempo.

Las soluciones son integrales y el equilibrio del que tanto se habla no se logra de la noche a la mañana. Es un ejercicio constante que conlleva un trabajo persistente en todas y cada una de las áreas de trabajo (sea un equipo, sea una persona, una organización); cualquier desgaste llevado al límite tiene el tipo de consecuencias de todo extremo, consecuencias de las que hasta cierto punto sabemos que son reales, que en efecto pueden suceder pero que muy difícilmente estamos dispuestos a aceptar (principio de realidad y consistencia que tanto hablaba un gran catedrático al que admiro, Julio Sergio Ramírez Arango).

El primer gran paso para ser conscientes de la carrera en la que estamos y saber si seguimos, nos detenemos o nos salimos es conocer nuestro Propósito. Encontrar el sentido de las cosas que hacemos, queremos o anhelamos es el principal ahorrador de energía y el clarificador de decisiones, es la punta de lanza para estar dispuestos a seguir dando la milla extra sin quemarnos, es el que nos permitirá seguir en esta carrera de la cual posiblemente nunca te diste cuenta que empezó y ahora estas inmerso en ella.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Why comfort will ruin your life. Buen TedTalk destaco los anillos de crecimiento. Todos necesitamos crecer en cada área de nuestra vida y esta es una gran conferencia para saber y descubrir cómo.
  • Qué estuve Escuchando: Burnout is Everyone’s Problem. Del podcast de Adam Grant, es un gran episodio de un síndrome que nos está invadiendo cada día en cada rincón del planeta.
  • Qué estuve Leyendo: Beyond Order: 12 More Rules for Life. El siguiente libro de Jordan Peterson, alguien a quien cada día admiro mucho más. Este libro llegó a mis manos hace un par de meses y ha estado esperando su momento pero le llegó la hora. Ha sido una gran adquisición y ambos (el primero (realmente es su sugundo) 12 Rules for Life y este) representan joyas en mi librería.
  • Qué estuve Aprendiendo: How Bill Gates Reads Books. Bill Gates es famoso por la cantidad de libros que lee anualmente, sus recomendaciones, la lista de libros que tiene publicadas etc. Sin embargo, este video lo comparto especialmente por el tipo de notas que generalmente hago a mis libros.

Regresando de la superficie – ElPropósito

¿Qué viene después de una recarga de oxígeno?

Photo by Erwan Hesry on Unsplash

En julio de 2020 escribí un post con una metáfora sobre la impotancia de detenernos y dar un respiro para poder continuar; una alternativa en esa búsqueda constante de alcanzar nuestras visiones. Utilizaba el ejemplo de un buzo adentrado en el océano e inmerso en la dicotomía de regresar a la orilla o continuar su misión, cegado sin ninguna razón a optar también por subir a la superficie. ¿Cuánto tiempo puede durar la pausa y la respiración en la superficie?, ¿cómo saber hacia dónde seguir después de esa pausa?.

Es posible que al salir a la superficie, haya significado poder ver la inmensidad del horizonte y hasta dudar de si seguir nadando en la búsqueda de nuestro tesoro. Cuando escribía sobre salir a la superficie pensaba en la necesidad que muchas veces tenemos de pensar con tranquilidad, ordernar las ideas, aclarar el rumbo y continuar. Una pausa y respirar son acciones que a pesar de su naturaleza, significan mucho más que detenerse simplemente a descansar. Darnos un momento para detenernos en este mundo tan veloz, es un lujo que muy pocos están dispuestos a tomar, es un tiempo que puede ser considerado hasta un derroche de vida.

No obstante, aún cuando la pausa haya durado el tiempo que fuera necesario, la claridad que provee el poder ajustar las brújulas y continuar acorde a nuestros planes, da beneficios que potencian el espíritu y engrandecen la esperanza para continuar navegando. Inmersos en el mar nuevamente, lejos de la orilla, recargados de oxígeno y con la claridad del rumbo es mucho más fácil poder seguir adentrándonos en las profundidades del océano; un océano de oportunidades que difícilmente podemos aprovechar si estamos únicamente enfocados en alcanzar un resultado.

Nuestro Propósito de Vida es justo la brújula que siempre indicará el Norte al que debemos orientar nuestras decisiones. Ya sea que estemos inmersos en alcanzar nuestras metas o bien, meditando la siguiente decisión a tomar, mientras confiemos en nuestro potencial, la vida misma nos provee los recursos que quizás antes no detectábamos, las oportunidades son ahora más evidentes y las lecciones aprendidas son la guía para redactar nuestra propia estrategia para saber: para qué, cuándo y cuántas veces hay que repetir una recarga de oxígeno.

Si mañana regresas de la superficie para seguir adentrándote en las profundidades de tu propio océano, guiado por tu Propósito de Vida, lo mejor estará siempre por venir.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Una mirada educativa a la creación de internet. Una de las mejores entrevistas a un gran personaje (co-creador de internet) cuya influencia en la tecnología ha marcado el mundo entero.
  • Qué estuve Escuchando: Fasting for cognitive high performance. Una entrevista relacionada al libro que estoy leyendo y al té que aprendí a preparar que también comparto al final de esta VELA. Destaco las investigaciones sobre el estado de flujo, la relación que hay con el ayuno y sobre todo el libro que se menciona (ya viene en camino)
  • Qué estuve Leyendo: The Art of Impossible. Gran libro del cual aprendo más sobre la mente, y justo sobre cómo lograr cosas imposibles. Difícil de leer rápido por el contenido tan denso en aprendizajes e investigaciones.
  • Qué estuve Aprendiendo: Morning Tea That’s Better Than Coffee. Este es el tipo de té que generalmente preparo los lunes y justo se relaciona con el podcast que escuché esta semana.

La espera del cambio – ElPropósito

¿Cuál es el detonante para dar ese siguiente gran paso?

Photo by Joshua Earle on Unsplash

Es esperar a que se den las cosas o se debe provocar el cambio? Es una pregunta que constantemente me hago, especialmente cuando se trata de decisiones que impactan directamente mi vida y la de mi familia. Pienso que la claridad del propósito de vida es una gran herramienta de orden y orientación para saber cuándo provocar los cambios y cuándo ni siquiera es necesario pensar en una espera.

Qué hace que gran parte del tiempo se espere en lugar de provocar el cambio?. Gran parte de la respuesta es si verdaderamente se desea el cambio y la respuesta viene cuando se tiene claro el para qué del nuevo rumbo o la nueva dirección. La inacción se alimenta de la zona de confort donde muy pocas cosas suceden, especialmente aquellas que están en sintonía a nuestros valores.

Pienso en la espera no como muestra de una impaciencia y a la que forzosamente haya que negarse a aceptar. De hecho cualquier resultado que se persiga, (sobre todo bien orientado) con una contiene naturalmente una dosis de espera, una espera a la que este mundo tan cambiante no está ya acostumbrada. Cada vez más la impaciencia por los resultados rápidos hacen que la paciencia se convierta en una cualidad dentro de las tantas virtudes a las que debiéramos aspirar tener.

Esto abre una puerta hacia pensar en cuatro elementos alrededor de todo cambio: la necesidad del cambio, la orientación (es decir, hacia dónde nos llevará), la prudencia y la acción. Es en estos cuatro puntos donde pienso que reside nuestra capacidad para detonar cambios; por un lado la identificación intrínseca que un cambio debe o debiera darse, por otro lado el poder responder si éste está realmente en sintonía a un propósito, la prudencia para ver con claridad e imaginar o esbozar al menos esas visiones de futuro y por último el elemento (la sal y la pimienta) que detona todo lo anterior: la acción.

Los cambios por sí solos tienen poco o quizás un nulo efecto cuando las acciones no vienen desde el ser, ya sea de una persona, un equipo o una organización. Cuando del siguiente paso que se debe dar depende la sobrevivencia es cuando se es conscientes de la necesidad de actuar alrededor de decisiones que nos protejan y nos hacen mejores personas, mejores organizaciones o comunidades. La espera del cambio es un estado del cual se puede salir siempre y cuando exista el detonante que lo inicie. Cuál es tu detonante?

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: El estrés no enseña el valor de la puntualidad. Gran entrevista, especialmente para mí como padre de familia; la gestión del tiempo y la paciencia del aprendizaje. “Para un niño un minuto puede ser una hora, una hora un minuto”.
  • Qué estuve Escuchando: En todo ser humano hay grandeza. Este es un video que he visto una y otra vez. Admiro profundamente al Dr. Mario Alonso Puig, me inspira y sus conferencias me ayudan a encontrar respuestas a preguntas que muchas veces estoy buscando.
  • Qué estuve Leyendo: El monje que vendió su Ferrari. Un libro corto que se me cruzó esta semana en medio de (The Art of Impossible) pero realmente me cautivó y lo sigo leyendo; voy despacio y realmente me gusta mucho la fábula, gracias por la recomendación doña Ceci 🙂
  • Qué estuve Aprendiendo: The Science of meditation. Admito que Sam Harris todos los días supera mis expectativas. La aplicación Waking Up es una de mis favoritas, especialmente en todo lo que tiene que ver sobre aprender las bases de la meditación. Este podcast es un poco largo pero cargado de lo mejor que he podido escuchar sobre meditación.