Cómo ganarle al día con un REMO

Me gusta empezar el día sintiendo que lo voy a terminar satisfecho y que todo lo que hice tuvo un propósito. Para ello aplico cuatro hábitos que me hacen sentir cargado de energía, en paz y enfocado.

REMO es un acrónimo que surgió de hábitos que constantemente he venido practicando y perfeccionando durante varios años.

El orden en el que los aplico desde que me levanto hasta que empiezo a trabajar todos los días es: R: Rezar E: Ejercicitarme M: Meditar y O: Organizarme

Rezar: Soy católico y practico mi religión. Rezo el rosario en las mañanas (la oración favorita de Juan Pablo II). Para rezarlo utilizo la aplicación Rosary Pro. Independientemente la religión que uno profese, considero que empezar el día agradeciendo al Sumo Creador por todas las bendiciones, es dar el primer gran paso de todos.

Ejercitarme: Hábito del cual hay infinidad de estudios sobre los beneficios que trae. Aquí lo que recalco es hacer un deporte que mientras se practica permita: Disfrutar, desconectarse y a la vez llevar una vida equilibrada. Particularmente me gusta nadar, correr (ahora, antes no) y hacer bicicleta.

Meditar: La primera vez que escuché y practiqué meditación fue en la Universidad (2004), mi profesor de literatura enseñaba a practicar meditación/relajación unos 10 minutos previo a iniciar sus clases haciendo énfasis en los beneficios que trae a la mente dicha práctica.

Años después, suscrito a Harvard Business Review encontré una infinidad de artículos relacionados, pero hubo uno que me llamó poderosamente la atención y a partir de ese momento dio inicio mi práctica diaria y matutina de por lo menos 10-20 minutos de meditación:  Eight weeks to a better brain (2011). Para meditar he utilizado distintas apps, hoy (gracias a una excelente recomendación) utilizo Insight Timer. Particularmente los beneficios que me da son: Paz, limpiar mi mente para pensar con claridad, reducir/eliminar ansiedad, entre muchos otros.

Organizarme: La forma como organizo mi día tiene que ver con llevar un diario (Journaling). Para hacer esto encontré dos guías básicas:

Llevar un diario me ha permitido mantener la conexión entre mis objetivos anuales y los pequeños pasos que debo dar todos los días. Aquí es donde se conjugan mis anhelos con mi propósito.

Finalmente, lo más especial de practicar mi REMO es la sensación de navegar todos los días con un rumbo, un propósito, con toda la energía, mucha paz y serenidad y sobre todo, felicidad de alcanzar lo que deseo.

Hay algo que practiques todos los días y sea un hábito para ti? Gracias por compartírmelo.

Fuerte abrazo,

Rodrigo Baccaro

9 pasos para correr una maratón, o cualquier otra carrera

Alguna vez ha querido correr una maratón? Yo corrí mi primera en enero de 2016 en Miami y estos son mis 9 consejos para alcanzar ese gran objetivo.

  1. Fijar el objetivo: Escribir el objetivo me ayudó a lograr la meta. Dejó una huella en mis pensamientos que hizo que todos los días me moviera hasta encontrar la forma de hacer que los entrenos siempre sucedieran. Mi objetivo llevaba intrínseco un por qué de la maratón? (el why). En mi caso el mayor motivador fue vencer algo que nunca me ha gustado, correr. Siempre he practicado deportes y puedo decir que mi deporte favorito es la natación, adicionalmente desde 2008 practico bicicleta, pero correr siempre fue un reto.
  2. Hacer la Inscripción. Se convirtió en un complemento del objetivo. Una vez convencido de la maratón lo siguiente fue buscar la carrera e inscribirme. El pago de la inscripción añade un componente adicional al motivador de la carrera. Yo me inscribí sin pensarlo dos veces, recuerdo que estaba en el receso de una clase de maestría cuando se acerca un colega y amigo y me dice “ya me inscribí”…el resto es historia.
  3. Conseguir el Apoyo. Este es el mas importante de todos. En mi caso tuve el apoyo y motivación tanto de mi esposa como de mi hijo Rodrigo, a quienes les dediqué la carrera y vivieron todos mis entrenos hasta alcanzar el objetivo.
  4. Gadgets y AccesoriosPolar v800 fue uno de mis compañeros en todos los entrenos. Conforme lo fui usando aprendí a programarlo, monitorear el ejercicio e interpretar todos los resultados (Distancia, pace, quema de grasa, ritmo cardíaco, running index, etc). El V800 es para triatlón, tiene más de lo que necesita un runner, sin embargo, es una buena compra si los planes son hacer después una triatlón (como yo). Otros accesorios son los tenis y la ropa para el día de la carrera, en ambos casos el criterio de selección es la comodidad y los que a uno le gusten, un dato es que no deben ser nuevos, mi recomendación es que hay que usarlos varios entrenos previo a la carrera.
  5. Seleccionar un Coach. En mi caso fue un libro (para variar) y es uno que recomiendo, el título “Marathon“, autor Hal Higdon. El autor es un experto, el libro se lee fácil, incluye entrenos (de todo tipo, por ejemplo el de principiantes, que fue el que seguí al pie de la letra), dieta, preparación física y consejos, mi favorito fue el de llevar por lo menos los tenis y la ropa en la maleta de mano, nunca en la de equipaje, dado que si se queda la maleta de equipaje por lo menos uno lleva lo principal que son los tenis y la ropa para correr.
  6. Entrenar con Disciplina. Una vez fijado el objetivo y teniendo el fin en mente, el hábito de entrenar se fue desarrollando progresivamente hasta convertirse en una rutina automática, increíble y mágico a la vez.
  7. Conseguir un Partner para entrenar: Tuve la fortuna de entrenar con un gran amigo con quien compartimos siempre el sueño de correr Miami. Religiosamente salíamos todos los miércoles y sábados (el resto de la semana entrenábamos por nuestra cuenta). Sin lugar a dudas un partner de entreno es uno de los pilares fundamentales para soportar los momentos mas duros tanto del entreno como de la carrera y tambien para celebrar la victoria.
  8. Disfrutar la carrera. “La medalla se gana en los entrenos, el día de la carrera solo se va a recogerla”, esto lo leí y me impactó. El día de la carrera es para disfrutarlo, cada kilómetro tiene su historia, cada paso tiene su gloria y el último paso previo a la meta es uno que transmite una sensación electrizante e indescriptible entre emoción, cansancio, alegría y satisfacción, realmente es un momento único que vale la pena vivirlo.
  9. Celebrar la victoria. La selección del lugar para la celebración, es algo que debe planificarse y forma parte de cerrar el ciclo completo, 42K son memorables y hay que celebrarlos. En mi caso tuve la dicha de reunirme con mi cuñado y otros amigos de la universidad que tambien corrieron la maratón y juntos celebramos la victoria con un buen asado.

Se ha preparado usted para una maraton u otra carrera? Si es así, qué mas le agregaría a este listado?