Cultivando la humildad – ElPropósito

El valor que abre puertas 

Photo by Matthew T Rader on Unsplash

La humildad es un valor cuya razón de ser es la de perpetuar el espíritu del liderazgo a lo largo de la vida. Asimismo, en gran medida la vida se compone de la calidad de las relaciones y de qué tan dispuestos estamos a ayudar a nuestro prójimo. Por lo tanto, debemos saber cómo quitar ese velo que impide mostrar nuestra verdadera esencia y que limita la calidad de las relaciones con el mundo que nos rodea. Te invito a seguir leyendo para que descubras lo que pienso alrededor de este gran valor y todo el potencial que puedes liberar cuando lo cultives día a día.

En el fondo de nuestro ser habitan nuestras fortalezas y debilidades, la humildad consiste en reconocer ambas y dar una respuesta sincera independientemente de las circunstancias. Asimismo, si la dicha de la vida consiste en la calidad de nuestras relaciones con los demás, el reconocimiento de aquellas debilidades personales es entonces una puerta para mostrar nuestra verdadera esencia como seres humanos y confiar en que construimos más, cuando caminamos en esa sintonía.

Utilizar al máximo nuestras fortalezas para ayudar a los demás, es quizás el mayor símbolo de humildad. La escucha por ejemplo, es una herramienta que puede ayudar a identificar esta gran cualidad; tiene muchos matices especialmente el de la empatía. Asimismo, todos los seres humanos tenemos visiones y aspiraciones, pero también una gran cantidad de desafíos y dificultades y generalmente estamos más necesitados de escucha que de consejos.

La humildad nace cuando reconocemos aquellas creencias que nos hacen actuar de determinada forma en todo momento. Cultivar este gran valor nos da la capacidad de anticiparnos a cualquier evento, mantiene las puertas abiertas con los demás y marca un rumbo inspirador que mientras más tempranamente en la vida nos demos cuenta de ello, más podremos beneficiarnos de toda la ayuda que nos rodea. 

Vivimos en un mundo que cada vez nos desafía a límites que hasta sorprenden. Para abrazar estos retos, debemos dar un primer paso que muchas veces es un pequeño movimiento hacia el interior de nuestro ser, hacia la confianza de reconocer tanto aquello que sabemos y también a lo que desconocemos. Transitar entonces el camino cultivando un valor que nos hace tener los pies sobre la tierra, es la llave para abordar cualquier cambio que suceda o esté por llegar a nuestras vidas.

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos,

Rodrigo Baccaro

P.D La Vela de esta semana es:

  • Qué estuve ViendoEstoicismo, una filosofía de vida. Esta es una muy buena entrevista a un filósofo que admiro y cuyas publicaciones me han servido enormemente tanto para aprender de esta filosofía como para ponerla en práctica en vida. 
  • Qué estuve EscuchandoCómo hacer que te pasen cosas buenas. Una muy buena entrevista a esta maravillosa psiquiatra a quien ya sigo: Marian Rojas. Su libro es una de mis siguientes adquisiciones; particularmente me gusta mucho sus investigaciones y relaciones alrededor de las neurociencias.  
  • Qué estuve LeyendoEstados Unidos: La historia. Sigo con el mismo libro de las últimas semanas, es imposible leer a la velocidad que quisiera y a la que estoy acostumbrado; simplemente me consumen los detalles y la gran cantidad de relaciones històricas que se desprenden con la region. Por lo pronto me he adentrado ya en la guerra civil norteamericana.
  • Qué estuve AprendiendoThe secret of self control. Este video me ha servido mucho, especialmente para aprender sobre la determinación. Lucho constantemente por controlar mi apetito y aquí he aprendido a cómo dar inicio a una nueva forma de abordar esa lucha.

La búsqueda – ElPropósito

¿Qué buscamos y para qué?

Photo by Markus Winkler on Unsplash

Generalmente los días están marcados por sucesos a los que destinamos tiempo y dedicación, asimismo, de dicha dupla deseamos un resultado que de alguna manera oscile entre lo positivo o al menos no nos haga retroceder. En ese día a día y a través del camino que transitamos, estamos constantemente persiguiendo aquello que anhelamos, que si bien, con aciertos y desaciertos termina siendo una búsqueda constante de un algo y de un para qué; te invito a seguir leyendo para saber qué es ese algo y como darle un para qué.

Todos nacemos con un propósito y a eso venimos a este mundo, a vivirlo. Asimismo, se quiera o no e intrínsecamente, una organización se crea con un propósito, un equipo de trabajo, un proyecto, una congreación, etc. El reto gira en torno a la búsqueda del mismo y al apego en todas las circunstancias, he ahí una de las razones (éticas) por las cuales existen buenas historias de éxito tanto en lo personal como en lo organizacional.

Importante es distinguir el propósito de la felicidad, dicha felicidad es una búsqueda constante que viene dosificada en la medida que se viva en apego a aquello a lo que se vino a este mundo. A lo largo del tiempo los retos cambian considerablemente, las estructuras se modifican, las visiones cambian y las formas de hacer las cosas de manera distinta, emergen del talento y de la imaginación, lo que se mantiene incólume y apuntando hacia el mismo lado es el norte del propósito. 

Nuestra naturaleza es de una búsqueda permanente de todo tipo de retos, la siguiente esencia del apego a nuestros norte es la búsqueda constante a la respuesta al para qué de esos retos. Con esa respuesta en la mano, se toman elecciones que generalmente nos dejan un resultado satisfactorio, un aprendizaje, una vivencia única. Se genera un nivel superior de bienestar en la medida que los resultados que ese obtienen nacen con un sentido.

Las mayores victorias provienen desde lo más profundo del ser. Independientemente del momento o la situación, existe una conexión única o estado que podemos descubrir cuando transmitamos el día a día y somos conscientes en todo momento, tanto de nuestras visiones, como del camino, lo que nos rodea y hacia donde vamos. Para ser o estar en el mundo importa mucho saber hacia dónde dirigimos nuestros esfuerzos y sobre todo, conocer para qué lo estamos haciendo.

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor, 

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana fue:

  • Qué estuve Viendo: 100 metros. Muy buena película; habiendo hecho un Ironman me identifiqué mucho y creo que ya es la inspiración para hacer un siguiente (cuando se pueda); la recomiendo, especialmente por el personaje y el (incalculable) esfuerzo que hizo para llevar adelante semejante reto. Cualquiera que crea que no se puede, estoy seguro que con esta película sabrá que si se puede.
  • Qué estuve Escuchando: Ideas esenciales del liberalismo. Siempre he admirado la labor de Manuel Ayau; no tuve la dicha de estar en ninguna de sus clases o conferencias; sin embargo, agradezco profundamente a quienes han podido colocar estos videos en Youtube; me siguen ayudado enormemente a clarificar mis ideas y conceptos sobre la libertad.
  • Qué estuve Leyendo: Estados Unidos: La historia. Sigo con el libro, estoy en la parte de la esclavitud, no he llegado a Lincoln, será interesante contrastar las biografías que he leído de Abraham Lincoln con lo que relate el autor de este libro; es ya una gran obra la que tengo en mis manos y uno de los mejores descubrimientos.
  • Qué estuve Aprendiendo: Miro. Esta es una poderosa herramienta que conocí gracias a un curso en el que estoy llevando actualmente. De lo mejor que estoy aprendiendo y creo que vale la pena utilizar. Es una plataforma colaborativa para hacer todo tipo de trabajos, diseños, proyectos etc.

Doble vía – ElPropósito

Las responsabilidades del líder y las del equipo

two black-and-white birds
Photo by Wynand van Poortvliet on Unsplash

Mis últimos posts han ido en la dirección de las grandes responsabilidades del líder, especialmente aquellas en las que se debe enfocar mucho más estando en situaciones de crisis. Sin embargo, todo líder se encuentra constantemente rodeado de un equipo al que debe guiar a través de su visión y sobre todo, inspirar a ser su mejor versión. Hay una responsabilidad fundamental que ahora toca abordar respecto al equipo y te invito a seguir leyendo para que sepas qué es.

Todo equipo tiene roles y responsabilidades, una de ellas es luchar constantemente para alcanzar los objetivos para los que fueron formados. Asimismo, antes de embarcarse a cualquier camino para dicha consecución de tareas, se deben establecer al menos, el Propósito de Equipo (la razón de ser), sus Reglas de Funcionamiento y sobre todo, los valores que los perfeccionarán constantemente en la medida que los vivan. 

Con las tres bases definidas (propósito, reglas y valores) se abren las puertas a la seguridad psicológica que todo equipo debe vivir día a día (ver la VELA al final para una recomendación de webinar). La calidad de la interacción de los miembros de un equipo está relacionada con la confianza, libertad y seguridad que siente cada quien al momento de exponer sus puntos de vista y poder hablar con libertad en un ambiente de máximo respeto.

Así las cosas, abrir el camino para que todo lo anterior suceda, aparentemente sigue siendo un trabajo cuya responsabilidad es del líder del equipo. Sin embargo, cada integrante de un equipo debe ser consciente del valor de su aporte y de su autorrealización como persona; y es por ello que su potencial se verá materializado en la medida que éste se sienta en la libertad de participar abiertamente, para ello debe también propiciar los espacios de confianza dando el ejemplo. 

La chispa que se necesita para identificar esas responsabilidades que van en doble vía, están centradas en la necesidad de aumentar nuestro bienestar, paz y tranquilidad. Aun en el caso extremo de que un jefe (no un líder) no tenga habilitadas las avenidas para promover la confianza, los miembros de su equipo pueden encontrar una oportunidad de capitalizar su inteligencia colectiva hacia la consecución de resultados que, tarde o temprano serán los que hablen por ellos mismos.

¿Cuáles son tus roles y responsabilidades como líder de un equipo? ¿Cuáles son tus roles y responsabilidades como miembro de un equipo? 

Fuerte abrazo y siempre lo mejor, 

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve ViendoEl poder del Coaching para impulsar la innovación de los equipos. Un maravilloso SmartWebinar del cual formo parte en el equipo que los organiza con colegas de mi universidad. En esta oportunidad tuvimos a la profesora Patricia Cauqui, Master Certified Coach por la ICF y además mi formadora en Coaching. Esta es mi recomendación para comprender el concepto de Seguridad Psicológica que menciono en el post y además forma parte de un estudio de google del cual he dejado el link también.    
  • Qué estuve EscuchandoCómo bloquear los pensamientos. Del gran Mario Alonso Puig. Inmersos en la incertidumbre de cuándo terminarán las cuarentenas o cómo vamos a sobrellevar el nuevo normal, sigue siendo imprescindible aprender a profundidad los beneficios de la meditación. Constantemente veo cómo el adoptar este hábito termina siendo una gran llave para el liderazgo y sus múltiples facetas.   
  • Qué estuve LeyendoThe Elements of Investing. Un poderoso libro para entender como se estructura un portafolio de inversiones y cómo entender las distintas estrategias de inversión. En paralelo también re-leyendo The Intelligent Investor, famoso libro ampliamente recomendado, especialmente por Warren Buffet.
  • Qué estuve AprendiendoLas cuatro disciplinas de la ejecución. Este es un libro que compré en 2014, volví a leer en 2018 y ahora particularmente estoy inmerso en un proyecto poderoso que me está permitiendo aprender mucho más de esta poderosa y maravillosa metodología que encaja con mi modelo de negocio. Dato curioso y que he pasado por alto todo este tiempo: Clayton Christensen escribió el prólogo.