Cultivando la humildad – ElPropósito

El valor que abre puertas 

Photo by Matthew T Rader on Unsplash

La humildad es un valor cuya razón de ser es la de perpetuar el espíritu del liderazgo a lo largo de la vida. Asimismo, en gran medida la vida se compone de la calidad de las relaciones y de qué tan dispuestos estamos a ayudar a nuestro prójimo. Por lo tanto, debemos saber cómo quitar ese velo que impide mostrar nuestra verdadera esencia y que limita la calidad de las relaciones con el mundo que nos rodea. Te invito a seguir leyendo para que descubras lo que pienso alrededor de este gran valor y todo el potencial que puedes liberar cuando lo cultives día a día.

En el fondo de nuestro ser habitan nuestras fortalezas y debilidades, la humildad consiste en reconocer ambas y dar una respuesta sincera independientemente de las circunstancias. Asimismo, si la dicha de la vida consiste en la calidad de nuestras relaciones con los demás, el reconocimiento de aquellas debilidades personales es entonces una puerta para mostrar nuestra verdadera esencia como seres humanos y confiar en que construimos más, cuando caminamos en esa sintonía.

Utilizar al máximo nuestras fortalezas para ayudar a los demás, es quizás el mayor símbolo de humildad. La escucha por ejemplo, es una herramienta que puede ayudar a identificar esta gran cualidad; tiene muchos matices especialmente el de la empatía. Asimismo, todos los seres humanos tenemos visiones y aspiraciones, pero también una gran cantidad de desafíos y dificultades y generalmente estamos más necesitados de escucha que de consejos.

La humildad nace cuando reconocemos aquellas creencias que nos hacen actuar de determinada forma en todo momento. Cultivar este gran valor nos da la capacidad de anticiparnos a cualquier evento, mantiene las puertas abiertas con los demás y marca un rumbo inspirador que mientras más tempranamente en la vida nos demos cuenta de ello, más podremos beneficiarnos de toda la ayuda que nos rodea. 

Vivimos en un mundo que cada vez nos desafía a límites que hasta sorprenden. Para abrazar estos retos, debemos dar un primer paso que muchas veces es un pequeño movimiento hacia el interior de nuestro ser, hacia la confianza de reconocer tanto aquello que sabemos y también a lo que desconocemos. Transitar entonces el camino cultivando un valor que nos hace tener los pies sobre la tierra, es la llave para abordar cualquier cambio que suceda o esté por llegar a nuestras vidas.

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos,

Rodrigo Baccaro

P.D La Vela de esta semana es:

  • Qué estuve ViendoEstoicismo, una filosofía de vida. Esta es una muy buena entrevista a un filósofo que admiro y cuyas publicaciones me han servido enormemente tanto para aprender de esta filosofía como para ponerla en práctica en vida. 
  • Qué estuve EscuchandoCómo hacer que te pasen cosas buenas. Una muy buena entrevista a esta maravillosa psiquiatra a quien ya sigo: Marian Rojas. Su libro es una de mis siguientes adquisiciones; particularmente me gusta mucho sus investigaciones y relaciones alrededor de las neurociencias.  
  • Qué estuve LeyendoEstados Unidos: La historia. Sigo con el mismo libro de las últimas semanas, es imposible leer a la velocidad que quisiera y a la que estoy acostumbrado; simplemente me consumen los detalles y la gran cantidad de relaciones històricas que se desprenden con la region. Por lo pronto me he adentrado ya en la guerra civil norteamericana.
  • Qué estuve AprendiendoThe secret of self control. Este video me ha servido mucho, especialmente para aprender sobre la determinación. Lucho constantemente por controlar mi apetito y aquí he aprendido a cómo dar inicio a una nueva forma de abordar esa lucha.

¿Cómo encontrar tu completo y fascinante potencial?

¿Te has puesto a pensar hasta dónde puedes llegar?

Pixabay

Mi vida constantemente está rodeada de retos y desafíos. Muchos de ellos obedecen a un instinto personal, otros al flujo normal de las cosas; en ambos siempre rescato la conciencia que he llegado a desarrollar sobre mi capacidad de vencer y (muchas veces) superar cualquier obstáculo.

En el libro The magic of think big de David Schwartz leí esto: “Las personas exitosas, como los negocios exitosos viven con estas preguntas: “¿Cómo puedo mejorar la calidad de mi desempeño? ¿Cómo puedo hacerlo mejor?“. Siempre hay una forma distinta de llegar al objetivo, por muy lejano y complejo que parezca, la capacidad de alcanzarlo radica en nuestro potencial.

Potencial es la capacidad que todos los seres humanos tenemos para sacar adelante, desarrollar y llevar a cabo nuestros pensamientos, ideas, proyectos, retos, etc. Es poder orientar la infinidad de pensamientos e ideas enfocarlas en una visión común.

¿Cómo desarrollar todo nuestro potencial?. Comparto algunas estrategias:

  • Objetivo: Se toman pasos hacia adelante, hasta que se establece una meta. Aquí es donde empieza todo el camino hacia alcanzar algo que anhelamos. Dentro del objetivo vive el “¿para qué?” y en el 100% de los casos es a lo que volteamos a ver cuando estamos embarcados y la tormenta se avecina o estamos dentro de ella, “¿para que estoy haciendo esto?” y automáticamente emerge una poderosa fuerza de motivación que hace que descubramos alternativas para sortear cualquier embestida.
  • Dedicación: Nuestro potencial más que un don natural (como el talento) es un hábito que se construye con pequeños pasos y con disciplina; esa constancia de dar todos los días un paso, es lo que nos lleva a desarrollar nuestras máximas capacidades. La dedicación acompaña al talento en un baile infinito.
  • Probar ir un poco mas allá: Es increíble nuestra capacidad de dar un paso más a pesar del cansancio y de las dificultades. Cuando se tiene un objetivo en mente emerge nuestra capacidad de encontrar formas que nunca antes hemos visto y que nos llevan a superar cualquier meta. La clave es probar recordando el objetivo, y en la gran mayoría de los casos siempre vamos a superar la meta.
  • Recordar, aprender y mejorar: En ese “probar ir un poco mas allá” con seguridad habrán aprendizajes. Para descubrir esos aprendizajes hay preguntas que podemos hacernos como “¿Qué hizo que pudiera llegar hasta aquí?” “¿Cómo lo hice?”, llevar las respuestas como un recuerdo en vivo y con esa guía probar nuevos retos e ir más allá.
  • Conciencia: Estos nuevos cambios incorporados, normalmente ese “me he dado cuenta que puedo” o ese “he superado algo que creía imposible”, crean un nivel de conciencia superior, que como dice Carol Dweck en su libro Mindsetlas nuevas creencias toman su lugar junto a las antiguas, y se vuelven más fuertes, te dan una manera diferente de pensar, sentir y actuar“.
  • Humildad: Al inicio mencioné “el flujo normal de las cosas”. La vida lleva su propio rumbo y velocidad. Hay cosas que podemos controlar y otras que no. Enhorabuena por todo lo podemos alcanzar con lo que está en nuestras manos hacer. En todo lo que no podemos alcanzar a pesar de haber dado todo el esfuerzo, creo fielmente que cultivar la humildad desarrolla un potencial aun superior.

Te invito a reflexionar ¿Qué tanto has desarrollado todo tu potencial? ¿Crees que puedes dar más? ¿Cómo lo vas a lograr? ¿Cuáles son los siguientes pasos en tu vida?

Un fuerte abrazo y feliz semana,

Rodrigo Baccaro

Artículo que recomiendo leer “How to Teach Yourself to Trust Yourself

“…hasta dónde llegaré, es difícil de creer, creo que nunca lo podré saber…”

Soda Stereo