Cómo hacernos preguntas para una reflexión inspiradora

Cuatro claves para hacernos preguntas poderosas

Image by 139904 from Pixabay

En “Cómo ganarle al día con un REMO” escribí sobre cómo empieza mi día y cuales son mis estrategias para aprovecharlo al máximo. La “O” significa organización y tiene que ver con llevar un diario o Journal que me permite darle forma a lo que deseo haber alcanzado una vez que finalice el día. Lo más relevante de esta parte del REMO es la invitación diaria que me permite reflexionar.

Hoy más que nunca, los días arrancan a velocidades vertiginosas inundados de información, “tareas” y una agenda aparentemente ya preestablecida. Pocos son los espacios para compartir, conversar y sobre todo reflexionar, que permita hacer un pequeño alto en el camino para tomar control de nuestras emociones, pensamientos, ideas y sobre todo, acciones.

Esos minutos de reflexión, son el espacio perfecto para hacernos preguntas que nos permitan tomar conciencia, elevar nuestros pensamientos a otro nivel y sobre todo, enfocar o reenfocar nuestras tareas. Asimismo, a través de nuestras propias respuestas también vamos creando el gran el hábito de la escucha, especialmente el de nuestra propia escucha. El poder de la pregunta trae múltiples beneficios entre ellos, una reflexión inspiradora.

¿Cómo hacernos preguntas que nos lleven a una reflexión inspiradora? Comparto algunas claves que considero relevantes para poner en práctica:

  • Pensar en el futuro: Específicamente en nuestro futuro y en esas visiones que anhelamos desde nuestro Ser y desde allí invitar a nuestra mente a navegar de manera que permita ir descubriendo nuevos caminos y vías para poder llegar a cumplir lo que anhelamos.
  • Evitar la autocrítica y la autocensura: Pensar que “siempre hemos podido” “lo estamos logrando” y “lo vamos a lograr”. El pasado nunca debe condicionar el futuro y para sentirlo debemos ordenar los pensamientos de manera que orienten nuestras reflexiones y respuestas hacia la consecución de los resultados que esperamos.
  • Confiar en nuestro potencial: En lo más profundo de nuestro ser, habitan las respuestas a todo lo que anhelamos y deseamos alcanzar. Teniendo plena conciencia de esto y haciéndonos las preguntas correctas, emergen eventualmente todas las alternativas para seguir caminando y salir adelante.
  • Buscar los espacios: A pesar de nuestra agenda, somos conscientes de la importancia de hacer pequeños altos en el camino. Por lo tanto, es prioritario tener un lugar y buscarlo continuamente en donde podamos meditar, reflexionar y hacernos esas preguntas poderosas que nos permitan inspirarnos y encontrar respuestas a los desafíos.

¿Cuál es tu clave o estrategia para encontrar respuestas a los desafíos? ¿Qué tan consciente eres de tus propias estrategias? ¿Te serviría hacer un pequeño alto todos los días para reflexionar y seguir adelante?

Feliz semana y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

Un análisis trimestral que asegura el éxito del año

¿Cuáles son las visiones de tu futuro, en dónde estas ahora y qué vas a hacer para llegar?

Photo by Federico Bottos on Unsplash

Llega el fin del primer trimestre de 2019 y muchos pensamientos vienen a mi mente. Especialmente darme cuenta la importancia de haber iniciado el año con cualquier cantidad de retos pero con mucho entusiasmo que lo logré traducir a objetivos y eventualmente a un plan anual que me permite comparar los resultados en todo momento. (Esta planificación sirve tanto a nivel personal como a nivel de empresa).

El tiempo es un recurso y una medida. Los resultados que esperamos es importante que queden acotados utilizando esta poderosa herramienta que es gratuita pero escasa. Es sano periódicamente hacer un alto en el camino, medir el avance y aprovechar para hacer las correcciones necesarias de manera que esto sirva como fuente de tranquilidad y felicidad.

El tiempo vuela y con la edad esa sensación se acrecienta. Por lo tanto, es mandatorio aprovechar cada instante que la vida nos da para construir el futuro que anhelamos. De un análisis intermedio (trimestral) la reflexión y las correcciones deben ser realistas oportunas y garantizarnos que sigue siendo lo que está en nuestras manos hacer para mantenernos en el rumbo correcto.

¿Cómo hacer un buen análisis de nuestro avance?, comparto algunas acciones:

  • Tomar conciencia: Saber de dónde venimos, en dónde estamos y hacia dónde vamos. Esto habilita ver cuántos recursos hemos invertido hasta el momento, hasta dónde hemos llegado y cuánta energía nos hace falta para terminar. En esta parte seremos conscientes plenamente de qué y cuánto necesitamos para llegar a nuestro destino.
  • El Propósito y los objetivos: Recordar la motivación inicial, el anhelo y las razones que nos hacen trabajar con pasión, coraje y sentido y luchar hasta el cansancio por las metas que tanto deseamos. Aquí radica esa fuente primordial de fuerza de voluntad y que cuando llamamos a este número, la respuesta del otro lado del auricular siempre va a ser un mensaje positivo.
  • Priorizar y replanificar: El entorno Volátil, Complejo, Incierto, Ambiguo en el que vivimos nos expone a desafíos retadores. Es mandatorio ser realistas para corregir lo que sea necesario y poder rediseñar él o los planes y con ello mantener el rumbo.
  • Creer y confiar: En nuestro infinito potencial para encontrar nuevos caminos y alternativas. Un potencial que a lo largo de nuestra vida se ha traducido en creatividad y muchas victorias; recordar que siempre hemos podido, estamos lográndolo y lo vamos a lograr.

Finalmente algunas preguntas para reflexionar: ¿Qué tanto he construido de lo que me propuse a inicios de año? ¿Qué voy a hacer diferente a partir de hoy que me permita construir lo que anhelo? ¿Qué he hecho estos tres meses que me estén haciendo hoy una mejor persona? ¿De qué forma he contribuido a hacer un mundo mejor?

Feliz semana y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D1. Artículo que recomiendo leer: What Makes Some People More Productive Than Others

P.D2. Novela que voy a estar leyendo esta semana: La verdad sobre el caso Harry Quebert. Regalo que me hiciera una amiga y era otro libro que estaba cautivo en mi biblioteca, viéndome y esperándome pero le llegó la hora de salir. Creo que acabo de abrir una ventana muy parecida a la de Stieg Larson con toda la trama de la Saga Milenium.