Tres valores que nos unen – ElPropósito

Cómo influir positivamente en nosotros, en los demás y en el mundo

Photo by Mohan Murugesan on Unsplash

¿Qué es aquello que viviéndolo de manera consciente en nuestro día a día nos puede brindar una sensación de plenitud? O, mejor dicho, ¿podemos alcanzar realmente un estado de plenitud? Existen tres valores fundamentales en la vida de todo ser humano que al experimentarlos y vivirlos de forma natural son una fuente inagotable de felicidad, alegría y bienestar.

El primer valor es el amor. Amor por lo que hacemos, por las demás personas y por el mundo en el que vivimos. En estos tres niveles encontramos el impacto que tienen nuestras ideas y sobre todo, aquellas acciones que bien encaminadas, influyen de manera directa y significativa hacia mejorar el entorno en el que vivimos. Las formas en las que el amor se expresa en la vida cotidiana son simples y muchas llegan sin invertir tiempo ni ningún recurso, de la misma forma podemos ser capaces de devolverlo, ojalá en mayor medida.

Un siguiente nivel que permite gozar la vida al máximo es la calidad de las relaciones. Esta calidad se da cuando se viven experiencias especiales donde de forma muy particular y natural enriquecen el espíritu de la otra persona; ¿Bajo qué contexto o características? Quizás uno muy importante es aquel donde valoramos por sobre todas las cosas, el ser de nuestro interlocutor y esto nos permite cultivar lazos atemporales. Un tipo de unión a la que siempre querremos regresar precisamente por el tipo de valor que nos provee.   

Finalmente, un tercer valor al que estamos contantemente llamados es al de encontrar el sentido de nuestras vidas. Citando a Nietzsche “quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo” en la medida que vivamos en apego a aquello que le da significado a todo lo que hacemos, encontraremos un estado de bienestar que, si bien puede tener sus altibajos, permanecerá como una brújula a la cual podemos regresar cada vez que sintamos que hay que retomar el rumbo.

Amor, Relaciones y Sentido son tres valores que podemos vivir en cada circunstancia que se nos presente en la vida. Para experimentarlos se requiere ser consciente de ellos, vulnerabilidad para aceptarlos y coraje para vivirlos contantemente, asimismo, cuanto más pensemos que todos los seres humanos llevamos dichos tres valores en nuestro ser, seremos capaces de traducirlos en cada actividad que llevemos adelante.

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D.

La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: ¿Qué haría Sócrates hoy con un móvil?. Otra gran entrevista de esta poderosa y maravillosa serie de BBVA, en esta ocasión con un gran catedrático de filosofía y precisamente por el tipo de ejercicios que utiliza en su salón de clases, cautivó mi atención y lo recomiendo. Específicamente las analogías y los ejemplos de filósofos clásicos con una herramienta como Twitter.
  • Qué estuve Escuchando: Las palabras forjan nuestra personalidad. Esta es una entrevista con grandes ejercicios que he ido poniendo en práctica para poder experimentar cambios en mi forma de ver las cosas. Asimismo, cuando hago Coaching es algo a lo que generalmente presto mucha atención. Es una entrevista corta que vale la pena escuchar.
  • Qué estuve Leyendo: El mundo de Sofía. Tuve que poner en pausa un poco el libro de Historia de los Estados Unidos que he venido leyendo los últimos meses, estoy por entrar al 1900´s y necesitaba un respiro antes de entrar a muchos detalles de los que quizás soy un poco más consciente. Por otro lado, esta novela (El mundo de Sofía) es un libro que se me ha vuelto un hábito leerlo todos los años y es que, al igual que mucho otros buenos libros, son una puerta para nuevos autores, citas, ensayos etc. que debo leer o al menos repasar nuevamente.
  • Qué estuve Aprendiendo: ¿Qué es un Ecosistema de Emprendimiento? . Este es un poderoso artículo de HBR con un “check list” sobre mitos y verdades acerca de los sistemas de emprendimiento, un tema al que cada vez le voy cogiendo tracción y está absorbiendo gran parte de mi tiempo.