Lo que anhelamos vs. lo que hacemos, cómo alinearlo y cuál es el resultado

¿Hacia dónde apunta tu brújula y qué tan alineada está con lo que deseas?

Soy piloto y desde niño ha sido una de mis pasiones. En navegación aérea existe un termino llamado variación o variación magnética que mide el grado de separación entre el Norte Verdadero y el Norte Magnético. Asimismo, nos permite hacer las correcciones para volar hacia nuestro destino en el rumbo correcto.

Haciendo la analogía entre los tipos de Norte que existen con “lo que anhelo versus lo que hago” pienso en esa brújula interna apuntando en la dirección correcta mientras que lo que hacemos está apuntando y nos lleva a otra dirección. En la medida que ese grado de separación se cierra damos los pasos más sólidos de nuestra vida.

Por lo tanto, el primer gran paso a dar es conocer hacia dónde apunta nuestra brújula. Esto es, conocer nuestro Propósito de Vida. Esa frase inspiradora que permite saber cuál es nuestra esencia y a dónde nos llevaría si la aprovecháramos en todo su potencial. Siempre ha estado ahí, en espera y una vez que sale a la luz todo cobra sentido en la vida, especialmente permite conocer la propia variación (como en el ejemplo de la navegación aérea) y qué decisiones debemos tomar para corregir nuestro rumbo.

El Propósito es el fundamento para visualizar el futuro y establecer metas relevantes (a nivel individual y colectivo). Una vida o una cultura guiada en esta dirección (donde no exista variación entre lo que se hace y se anhela) tendrá siempre a la mano la fuente de inspiración, pasión, compromiso, toma de decisiones, coraje, entrega de resultados, satisfacción, plenitud, sentido entre muchos otros. Por ejemplo, en una empresa, un propósito compartido entre todos sus colaboradores (o que cada uno conozca su propósito) habilita las formas creativas, innovadoras, no convencionales cada vez más necesarias para conseguir y exceder resultados.

Dejo algunas preguntas para reflexión:

¿Sabes hacia dónde apunta tu brújula? ¿Cuál es la variación entre lo que anhelas y lo que haces actualmente? ¿Qué pasaría si esa variación fuera cero? ¿Cómo sería si todos los miembros de un grupo/equipo/organización/país/institución compartieran un mismo propósito?

Un fuerte abrazo y feliz semana,

Rodrigo Baccaro

P.D. 1: Artículo que recomiendo leer “Creating a Purpose-Driven Organization

P.D. 2: Esta semana estuve leyendo  La verdad sobre el caso Harry Quebert.  Sabía que iba a suceder (es un excelente libro, recomendado al 100%), por lo que esta semana estaré leyendo otra novela de Joël  Dicker “La desaparición de Stephanie Mailer“.