Renunciar o no renunciar

2 min lectura

Cómo saber cuándo es el mejor momento para renunciar

Photo by Kristopher Roller on Unsplash

A mi corta edad y gracias a mi eterna curiosidad he tenido la fortuna de poder participar en proyectos, estudios, emprendimientos y trabajos de distintas naturalezas. Me he rodeado de personas (muchos de ellos han fungido como mis mentores) que siempre le han aportado algo a mi vida, especialmente su confianza y la oportunidad de ayudarme a resolver preguntas importantes. Asimismo, también he tenido que tomar decisiones drásticas cuando sé que hay algo que me está invitando a salir. Cómo lo he hecho?: Te invito a seguir leyendo.

Renunciar, aceptar lo inevitable, darse por vencido. Son palabras a las que no estamos acostumbrados o nos cuesta aceptar. Aun en estos días “un cambio de rumbo” sigue siendo motivo de rechazo. Por qué? La respuesta creo que va en línea al sistema de creencias y a la cultura en la que estamos inmersos: “Darse por vencido es para perdedores”, “renunciar es para los débiles”, nada más lejos de la verdad cuando lo que más se promueve en este siglo es “equivocarse rápido, equivocarse a bajo costo y aprender siempre”.

Qué motiva a una persona a renunciar ó, a qué renunciamos? Primero hay que aclarar que la renuncia puede incluir un cambio. Cambios que muchas veces son necesarios en aras de preservar la integridad de una persona, especialmente la paz y la tranquilidad (dos garantes del largo plazo). Por lo tanto, cualquier ambiente que vaya en detrimento de esas dos palabras son las señales o motivadores principales para moverse, moverse rápido y con toda la firmeza de estar haciendo lo correcto.

Cuando se tiene claro cuál es el Propósito de Vida hacen sentido las frases como “never give up”. Una persona que tiene claro hacia dónde de va y para qué está en este mundo, sabe que la renuncia es una herramienta poderosa que le permite esquivar obstáculos, deshacerse de cargas innecesarias y sobre todo recargarse de energías para abrir nuevos caminos que lo conduzcan hacia su destino. Asimismo, sabe perfectamente bien que el llegar a la cima no es sino para poder visualizar cuál es la siguiente cima a conquistar.

Perseguir los sueños y las pasiones siempre serán la punta de lanza para tomar cualquier decisión en la vida. Recordando a Víctor Frankl en su maravillosa obra: “Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: La última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino para decidir su propio camino.”

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

Rodrigo Baccaro

Author: Rodrigo Baccaro

Hola soy Rodrigo Baccaro, Executive ACC Coach por la International Coach Federation. Acompaño a personas y a equipos de trabajo en procesos de Coaching que les permitan maximizar su rendimiento a través de maximizar su bienestar. Durante mas de 10 años he liderado Proyectos y Transformaciones en empresas de centro y sur américa dentro de los sectores Agro, Industria, Telecomunicaciones, Transporte y Energía que me han permitido tener una visión global de las empresas, sus procesos y el rol del liderazgo como fuente de resultados en el ambiente Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo en el que hoy navegan. Te interesaría tener un Coach? Contáctame y permíteme acompañarte en este proceso creativo y estimulante que te permita ser todo lo que deseas ser.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *