La esencia del ser humano

Cómo descubrir, cultivar y vivir en línea de aquello que nos define

Image by 1195798 from Pixabay

Durante mucho tiempo viví preso de mis pensamientos pasados y futuros y en una constante preocupación por “encajar”. Todo esto únicamente me llevaba a gastar energía que pudiera haber sido enfocada en mi familia, proyectos, amigos etc. Hoy analizo sobre una gran herramienta que me sirvió para salir de ese torbellino, y fue el llegar a ser consciente de mi esencia, de aquello que particularmente me lleva a ser quien deseo y quiero ser.

Nuestra esencia es aquello que nos define por dentro y por fuera. Según la RAE “es el conjunto de características permanentes e invariables que determinan a un ser o una cosa y sin las cuales no sería lo que es”. Muchas veces por “encajar”, progresivamente vamos perdiendo nuestra esencia hasta llegar a ser lo que los demás piensan o dicen. Sin embargo, cualquier necesidad que provoque tener que hacer lo contrario a eso que nos hace ser felices o estar en paz, puede ser suplida y superada descubriendo, cultivando y trabajando en la línea de nuestros talentos, valores, visiones y pasiones.

Una forma de visualizar nuestra esencia está en el proceso de toma de decisiones. Éste marca la pauta para saber si se vive o vivirá acorde a lo que nos perfecciona como seres humanos (porque nos da paz, tranquilidad y felicidad) o va en detrimento de ello (porque puede traer ansiedad, estrés o preocupaciones). Por lo tanto, es vital saber elegir aquello que nos permitirá expresarnos siendo nuestra mejor versión (todos los días), así como también, es importante reflexionar para extraer aprendizajes de cualquier decisión que hayamos tomado en un rumbo contrario.

La buena noticia es que contamos con todos los recursos para tomar decisiones encaminadas a vivir nuestra esencia. Estos son (e.g.), nuestros valores, hábitos y todo aquello que sea no negociable (familia, tiempo familiar, ejercicio, aprendizaje, espiritualidad, ética, etc.). Otro gran recurso interno son las preguntas, pero preguntas que nos reten y nos lleven a salir de la zona de confort; aunque en un inicio puedan sonar muy amplias o ambiguas, el simple hecho de hacerlas hará funcionar mecanismos internos que probablemente nunca hemos visto. Por ejemplo: ¿Qué es aquello que me define?, ¿cómo sería mi vida si viviera acorde a lo que me define? ¿cuándo en el pasado he vivido momentos de plenitud? ¿qué hizo que me sintiera de esa manera?.

Finalmente cuando escribo sobre la esencia me lleva a pensar en algo extremadamente concentrado que habita en algún lugar de nuestro ser. En el fondo, sabemos que existen esas características únicas, propias y especiales que determinan nuestra naturaleza. La clave está en ser consciente de ello, confiar en que vivir en sintonía de esa esencia traerá todo lo que anhelamos y poco a poco empezar a girar hacia el rumbo correcto, todas nuestras decisiones.

Un fuerte abrazo, feliz lunes y siempre mis mejores deseos,

Rodrigo Baccaro

P.D.: Qué estuve viendo y leyendo esta semana:

  • Libro. Rosebud. Una novela que me cautivó por completo. Es el relato de un secuestro (histórico) donde no se sabe qué es ficción y qué fue realidad, me tocó investigar más a fondo y como siempre, abrí una puerta hacia mas libros.
  • Video: Sin miedo a tu propia vida. Del gran Mario Alonso Puig, vale la pena verlo muy inspirador y sobre todo lo que tanto me gusta de sus conferencias es la simplicidad para explicar cómo se complementa la salud mental con el liderazgo.
  • Video: Are you a giver or Taker. Ted Talk de las mejores que he visto. La gran diferencia entre un altruista y un oportunista.