Los dos caminos para convertirse en un líder

3 min lectura

Ser un mal jefe siempre será el camino más fácil

Photo by Quino Al on Unsplash

Mi vida laboral ha estado marcada por líderes que han reconocido mi potencial y me han ayudado/acompañado a desarrollarlo al máximo para ponerlo al servicio de los demás; me han inspirado a perseguir mis sueños (a sabiendas de que me puedo ir) y por último, a hacerme sentir profundamente valorado. Sin embargo, también he tenido la dicha de colaborar con personas que han hecho todo lo contrario; (digo dicha porque aún en las peores circunstancias, siempre he sacado un aprendizaje, especialmente el del líder que NO quiero ser).

Ser un buen líder ó un mal líder creo que es un antagonismo; o se es líder o no se es líder, cualquier otra definición entra dentro de jefe, capataz, etc. Definir las características/competencias/habilidades de un líder ha sido una tarea a la que muchas personas e instituciones se han dedicado exhaustivamente, especialmente en estos tiempos donde se requiere que quienes están a la cabeza de una empresa o equipo, puedan aprovechar y exponenciar el potencial de las personas.

Sin ser exhaustivo y tomando en consideración la frase con la que empecé este post, voy a tratar de describir algunas cualidades que considero deben estar presentes en un líder. Lo complicado del liderazgo empieza en aprender cosas nuevas, en desarrollar la autoconciencia, cambiar y desarrollar hábitos y comportamientos, ser consciente de las propias creencias, pensar en los demás y por los demás, vivir guiado por valores básicos y sobre todo, un desapego total del ego. Dicho esto, la pregunta que se me viene a la mente es: ¿Para qué desarrollar todo esto?

Los seres humanos en lo más profundo de nuestro ser, valoramos todo aquello que nos da bienestar y muchas veces se resume en felicidad y paz. Todo aquello que perturbe o vaya en contra de ayudar a una persona a sentirse en paz y feliz va en detrimento de sus emociones y puede desencadenarse en una espiral negativa que tarde o temprano tiene sus consecuencias. Una de las tantas tareas de un líder consiste en ayudar o acompañar a una persona o equipo en esa línea.

El grado de complejidad y responsabilidad que exige estar a la altura de un líder va dando la respuesta de la ley del mínimo esfuerzo cuando se trata de pasar de jefe a líder. El estatus quo siempre será la vía más fácil, practicar valores como la escucha, la empatía, el hacer sentir seguras a las personas del valor de su trabajo y de su aporte, saber leer las emociones de los demás, etc. significará salir de la zona de confort y ser vulnerables cuando se trata de convertirse en un líder.

Querer mantener el control, cultivar una cultura de terror, hacer sentir mal a los demás, mantener una eterna disconformidad en cualquier entregable, pasar por alto el sentimiento o el malestar de una persona o equipo siempre será la vía más fácil. Escuchar, delegar, confiar en el potencial de las personas, permitir que haya espacios para equivocarse, aceptar la retroalimentación, ayudar a desarrollar el potencial de los demás, etc. siempre será la vía más dura y difíficil, sin embargo, es la que hoy por hoy nos permitirá seguir escalando los picos más altos o navegar en las aguas tan turbulentas a las que nos estamos enfrentando.

Finalmente, los resultados obtenidos en cualquiera de los dos escenarios anteriores (el fácil o el difícil) son los mismos. Sin embargo, cuando se logra todo mediante la vía del líder se toma en cuenta a las personas y se llega a un punto de no retorno cuando se es consciente que los resultados en este camino son sostenibles en el largo plazo y siempre terminan con un final feliz.

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

P.D. La VELA de esta semana es:

  • Viendo: The power of Prototypes. Ejemplo que brindé a mis alumnos de Gestión de Proyectos sobre el poder de los prototipos y hoy más que nunca en entornos ágiles esta es una gran herramienta que permite generar resultados en corto tiempo.
  • Escuchando: La verdadera relación entre la edad y las oportunidades de éxito. Gran podcast sobre cómo a lo largo de nuestra vida aumentan las probabilidades de tener mayores oportunidades de éxito.
  • Leyendo: Cantar de Roldan. Gran obra, épica e histórica; la primera vez que la leí fue hace aproximadamente unos 20 años. Destaco varias frases: “El acuerdo no es válido si no hay confianza”, “La valentía con sensatez no es necedad y vale más mesura que locura”.
  • Aprendiendo: How to Lead a High Performing Team. Soy Coach de Equipos y este es un artículo que recomiendo leer sobre cómo liderar equipos de alto desempeño en una organización
Rodrigo Baccaro

Author: Rodrigo Baccaro

Hola soy Rodrigo Baccaro, Executive ACC Coach por la International Coach Federation. Acompaño a personas y a equipos de trabajo en procesos de Coaching que les permitan maximizar su rendimiento a través de maximizar su bienestar. Durante mas de 10 años he liderado Proyectos y Transformaciones en empresas de centro y sur américa dentro de los sectores Agro, Industria, Telecomunicaciones, Transporte y Energía que me han permitido tener una visión global de las empresas, sus procesos y el rol del liderazgo como fuente de resultados en el ambiente Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo en el que hoy navegan. Te interesaría tener un Coach? Contáctame y permíteme acompañarte en este proceso creativo y estimulante que te permita ser todo lo que deseas ser.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *