¿Qué está en mis manos hacer? (2) – ElPropósito

Cuatro hábitos para sentirte productivo durante las crisis

Oficina improvisada en mi casa. Marzo 2020

El primer post sobre “Qué está en mis manos hacer“, llevaba un enfoque personal de dar, especialmente de brindar mi ayuda a todo el mundo a través de mis servicios gratuitos de Coaching en estos momentos de crisis. Me vuelvo a hacer la pregunta: qué más está en mis manos hacer? y la respuesta, es el propósito del presente post. Te invito a leerlo, a beneficiarte del mismo y te pido de corazón que me ayudes compartiéndolo, como una forma de llegar y ayudar a más personas a saber cómo sobrellevar estos momentos.

El primer paso que tanto grandes como pequeñas empresas alrededor del mundo han dado a pesar de la crisis y de todo lo que se puede avecinar en el corto plazo, ha sido el de ayudar. A nivel personal ésta fue una pregunta que me hice desde el día uno que identifiqué que las cosas iban a significar un gran reto durante buenos meses. Si bien el panorama es muy retador, existen muchas cosas que podemos hacer tanto para ayudar a los demás como para ayudarnos a nosotros mismos.

En “cómo ganarle al día con un REMO” escribí acerca de cuatro hábitos personales que forman parte de mis rutinas diarias y me hacen o harán sentir que tuve un día provechoso. Por si no lo leíste, dale una mirada especialmente en estos momentos de complejidad e incertidumbre que estamos viviendo por COVID-19 y trata de incorporar esos cuatro hábitos a tu día a día.

La vida como la vivimos ha cambiado y cambiará significativamente, sin embargo, hay principios fundamentales que seguirán incólumes tanto en lo personal como en lo profesional, por ejemplo, los hábitos. Siempre he creído en el poder de los hábitos como una forma de cumplir mis objetivos y dar lo mejor de mí (lectura recomendada “The Power of Habit“).

Es en estos momentos de mayor presión y de mayor reto es donde tenemos la oportunidad de desarrollar hábitos que apunten más hacia nuestro interior, hacia nuestro ser. La oportunidad dorada de aprender lecciones es ahora y sobre todo, la oportunidad de construir herramientas que nos hagan crecer más como personas. Si bien la vida no volverá a ser la misma hacia fuera, seguirá siendo la misma hacia adentro y está en nosotros proponer qué tanto la queremos cambiar y hacer las cosas distintas esta vez.

La VELA que siempre escribo en la posdata de mis posts lleva un símbolo implícito muy especial para mi vida. Las velas en los barcos son la herramienta que lo empujan; una VELA cada vez que yo alineo mi barco al viento, me empuja hacia adelante, me hace una mejor persona, me permite crecer. A parte del REMO te comparto otros cuatro hábitos que manejo en mi vida y te invito a incorporarlos a la tuya dado que estoy seguro, te brindarán una sensación diaria de sentido y éxito:

  • Ver: Proponerte ver algo todos los días: Un documental, una película.
  • Escuchar: Un podcast, un audiolibro
  • Leer: Una novela, algo técnico, un ensayo.
  • Aprender: The Sky is the limit en este aspecto. Proponerte aprender algo nuevo todos los días. Por ejemplo: Te has preguntado cómo Bill Gates supo (antes que muchos) cuál iba a ser la siguiente guerra mundial?.

La VELA es quizás el ingrediente más importante en mi vida dado que me permite capturar toda la información que me ayudará a construir mis objetivos. Cuando tengo un objetivo muy particular y al cual le doy especial importancia todo lo que aparece en mi VELA diaria está dirigido y enfocado a ese objetivo.

Piensa en todo lo que has vivido desde el momento en que fuiste consciente que el COVID-19 era un gran reto para tu ti, ahora te invito a hacerte la siguiente pregunta: Qué vas a hacer distinto a partir de ahora en adelante en tu vida?.

Fuerte abrazo y siempre lo mejor,

Rodrigo Baccaro

La VELA de esta semana es:

  • Qué estuve Viendo: Ben Bernanke, el antiguo presidente de la FED (Reserva Federal de los Estados Unidos) sobre la actual crisis. En 2008 cuando la crisis de suprime Bernanke estuvo a cargo de la FED y sobrellevó todos los acontecimientos bajo su liderazgo. Su mirada hacia la presente crisis me dio cierto alivio cuando compara la actualidad del COVID-19 con el resto de recesiones que ha tenido el mundo. Vale la pena leerlo.
  • Qué estuve Escuchando: Jazz. Quizás una de las cosas que más valoro en estos momentos es la oportunidad que me está brindando el silencio que surge después de las 4:00 pm en la Ciudad de Guatemala. Si bien es un silencio forzado por la situación actual, nos está brindando la oportunidad de escuchar sonidos que (siempre han estado, por ejemplo pájaros) y ahora soy consciente de ellos. Esta semana he tenido muy poco tiempo para disfrutar ese silencio, sin embargo, cuando tengo la oportunidad me disfruto mucho más la música en compañía de mi familia.
  • Qué estuve Leyendo: Viktor Frankl on Humor as a Lifeline to Sanity and Survival. El libro el hombre en busca de sentido de Frankl es quizás una de mis mejores recomendaciones para estos momentos que estamos viviendo. Otra de las grandes lecciones que nos deja el célebre psiquiatra es la relación entre el humor y la crisis. Recomendado al 100%.
  • Qué estuve Aprendiendo: Coronavirus is Widening the Corporate Digital Divide. Este es un artículo para comprender un poco lo que sucederá una vez que aprendamos a sobrellevar las cosas en la nueva realidad de trabajo y vida diaria post-coronavirus. Por ejemplo: En 228 años de existencia de la New York Stock Exchange, la semana pasada, ésta cerró su piso en Manhattan para pasar a hacer todas las transacciones de manera electrónica y virtual.

Sobre la foto de este post. Además de mis proyectos y mis emprendimientos también doy varias clases en la Universidad Del Valle de Guatemala. Esta semana fue mucho más virtual que lo habitual tanto a nivel de clases como Webinars y tuve que improvisar con lo que había en casa y a la mano. Mi primera vez dictando clases a nivel de maestría en modo virtual; cinco horas de clases con diecinueve alumnos toda la semana; fue un reto, sin embargo, con mucha confianza, esfuerzo y dedicación logré hacer el cambio de manera satisfactoria; no fue fácil, tampoco imposible. Gracias a mis alumnos por la confianza, la entrega al curso y todo el esfuerzo que hicieron todos estos días. Gracias también a todos los que han podido ver los Webinars que he tenido la oportunidad de dar y/o participar, les comparto los links: